RAWSON (ADNSUR) - El ministro Coordinador de Gabinete de Chubut, Sergio Mammarelli, dijo que esperarán a ver "qué pasa el lunes en las aulas", en alusión al comienzo de clases y al paro anunciado por la ATCh. Aseguró que "seguiremos dialogando para solucionar problemas", sea o no en el marco de una paritaria.  Consultado sobre por qué fue suspendida la paritaria con los docentes aclaró que "la política provincial siempre ha sido la misma: no negociamos si estamos en posición de beligerancia sin los chicos en las aulas y con amenaza. Negociar es dialogar pero no desde la amenaza. Cuando termine el conflicto nos vamos a sentar con ATECh sin ningún tipo de problema".

"Estamos confiados en que la respuesta de los docentes, de los trabajadores de la provincia, es mucho más madura que las respuestas o declaraciones. Vamos a esperar qué pasa el lunes en las aulas", dijo Mammarelli.

En cuanto a las paritarias dijo que vamos a seguir dialogando y ver cómo podemos solucionar los problemas. Nosotros nos hemos reunido con los gremios, si el diálogo es formal o no en un paritaria sería lo de menos. Lo importante es dilogar y buscar puntos de encuentro en una situación que es difícil y la tenemos que superar entre todos".

"En un marco de emergencia es difícil encontrar un solución salarial", dijo y agregó: "el complemento de la Ley de Emergencia es fundamental para poder avanzar. Los puntos centrales es la posibilidad de tener un bono para el pago de proovedores y la posibilidad de producir un financiamiento del endeudamiento público que nos permita mejorar las condiciones".

Consultado sobre por qué fue suspendida la paritaria con los docentes aclaró que "la política provincial siempre ha sido la misma: no negociamos si estamos en posición de beligerancia sin los chicos en las aulas y con amenaza. Negociar es dialogar pero no desde la amenaza. Cuando termine el conflicto nos vamos a sentar con ATECh sin ningún tipo de problema".

Respecto al TEG dijo que "el Poder Ejecutivo tiene pensando reglamentar el TEG a los efectos de lograr una solución para aquellos que realmente lo necesiten. Ninguna cosa rara, lo mismo que existe en todos lados".

En cuanto al censo de empleados públicos aseguró que "fue un éxito y ahora tenemos datos para empezar a trabajar" y agregó: "el que no acredite que trabaje no va a cobrar, pero no por una amenaza, sino porque no corresponde que se le pague a alguien que no trabajó. El censo era un forma para que cada trabajador blanquee su situación".