COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – El intendente de Comodoro y precandidato a gobernador por el PJ, Carlos Linares, inauguró este lunes el 47° Período de Sesiones Ordinarias del Concejo Deliberante. En ese marco, tras un repaso de las acciones realizadas durante 2018, lamentó que "tenemos una Nación en llamas, con una Provincia vaciada y sin recursos" y mencionó que "en muchas ocasiones nos hacemos cargo de acciones y de obras que les correspondían a la Provincia y a la Nación. Llegó la hora de ponerse a pensar seriamente qué tipo de Provincia queremos tener", remarcó el intendente, quien prometió calzarse "las zapatillas" y seguir yendo "al barro, peleando el temporal. Nos toque lo que nos toque y hasta el último día de mi vida, la seguiré peleando contra viento y marea para sacar adelante esta ciudad”.

 

Linares abrió su discurso resaltando “el cumplimiento de lo anunciado en el  2018” y resaltó “muchos de esos anuncios  constituyen hechos históricos para la ciudad, lo cual demuestra el compromiso que tenemos". Resaltó que “este año nos espera un extenso calendario electoral” y apeló “a la responsabilidad institucional de todos para que hagamos el esfuerzo y esa compulsa no sólo sea transparente y democrática  sino que se centre principalmente en el debate de ideas y no en los golpes bajos y agravios”.

Linares hizo un repaso de las acciones desarrolladas en 2018, mencionó la “crisis económica que estamos viviendo a nivel país donde los despidos, tarifazos y cierres de comercios son moneda corriente” y “afectan cada día más a los comodorenses, donde todo  está más caro, donde cuesta llegar a fin de mes, donde cuesta mantener a las pymes, donde bajan los salarios pero sube el dólar, donde tenemos una provincia vaciada y sin recursos, un Estado nacional ausente y  como siempre, donde los sectores menos favorecidos son los que peor la están pasando”.

“Recorrí y recorro cada barrio en forma permanente no sólo en momentos de campaña como hacen algunos sino en toda mi gestión para conocer las necesidades reales que tiene la ciudad y ver cómo se pueden resolver”, manifestó el jefe comunal y mencionó que en 2018 “la obra pública a nivel nacional y provincial se vio prácticamente paralizada y eso impactó de forma directa y muy negativa en la economía y en los proyectos de infraestructura de los Municipios”.

Valoró que el de 2019 será "un presupuesto con Superávit” y destacó que "durante estos tres años cumplimos, y lo haremos también en el 2019, cada compromiso asumido con el empleado municipal: paritarias, pases a planta, bonos de fin de año de $7.000, igualando en este importe a contratados y becados y, pases de becados a contrato”.

“Sin lugar a dudas, nuestro mayor orgullo es nuestra Calificación Crediticia BBB+, ubicando a Comodoro Rivadavia como la ciudad mejor calificada de la Argentina. Esto nos da autonomía y capacidad financiera y ratifica el orden y la seriedad con que hemos trabajado durante estos 3 años económica y financieramente”, ejemplificó.

Repasó que el Presupuesto será de $6.467 millones y contemplará más de 2 mil millones para “obra pública” y agregó que “se triplicó el presupuesto destinado a transporte público respecto al inicial de 2018, pasando de $60 Millones a $180 Millones, contemplando el Transporte Educativo Gratuito Municipal para nuestros estudiantes”.

“Tenemos una Inversión social de más de 400 Millones, y una Inversión en deporte de 223 Millones”, sumó Linares, quien también destacó que “la recaudación durante el año 2018 logró un incremento de recursos propios de un 46,21 % en relación al año anterior”.

Tenemos una Provincia y una Nación en llamas, con una Provincia vaciada y sin recursos, donde nosotros en muchas ocasiones nos hacemos cargo de acciones y de obras que les correspondía a la Provincia y a la Nación hacerse cargo y no se han hecho –disparó el intendente-. Lo que les puedo asegurar es que llegó la hora de ponerse a pensar seriamente qué tipo de Provincia queremos tener y que la Provincia que tenemos, no es la que queremos.

“Hasta el último día, seguiré cumpliendo y esforzándome lo máximo que pueda, para defender junto con el apoyo de todos ustedes el derecho que tenemos como comunidad de vivir en una ciudad digna, y eso no será negociado, nos gobierne quien nos gobierne”, agregó y confió en que “algún día podremos lograr esa ciudad que soñamos, con una mejor calidad de vida para nuestra  gente y con una economía de diversificación productiva que nos incluya a todos, donde las políticas públicas se transformen en políticas de Estado que puedan ser mantenidas en el tiempo”.

“Les puedo decir con absoluta humildad que desde el lugar que esté, me calzaré las zapatillas, seguiré yendo al barro ´como quien dice´ y seguiré paleando el temporal; nos toque lo que nos toque y hasta el último día de mi vida, la seguiré peleando contra viento y marea para sacar adelante esta ciudad”.