COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El secretario general del Sindicato del Petróleo y Gas Privado de Chubut, Jorge Ávila, manifestó su preocupación por los 35 equipos paralizados “de los cuales 25 tienen que salir y 10 quedaron parados”. “No vamos a permitir que los equipos sigan parados”, advirtió y adelantó que si en la reunión del próximo lunes no se llega a un acuerdo, el sindicato podría tomar medidas “de acción directa” porque “la crisis se empieza a sentir en otros sectores”. Dijo que “hay que ser inteligentes porque hoy tenemos más equipos parados que trabajando. El sindicato ha respetado todo lo pactado pero esta situación empieza a sofocar y golpear a las PyMEs”. En tanto, el ministro de Hidrocarburos, Sergio Bohe, estimó que por la crisis, en enero dejaron de circular 300 millones de pesos en Comodoro, tal como anticipó ADNSUR.

“Tenemos una versión de la operadora y otra del Gobierno; ya llevan dos reuniones postergadas y lo difícil es que se va consumiendo el tiempo y no vamos a permitir que los equipos sigan parados. Vemos con mucha preocupación la situación y vamos a esperar a la reunión del lunes”, indicó Ávila.

Sostuvo que “los que se comprometieron a sacar los equipos son las operadoras que reclaman una deuda del Estado Nacional, son unos papeles que habían firmado con el precio del crudo y del gas que no se ha pagado. Y aducen que no pueden sostener las inversiones si no se tiene la plata”.

POSIBLE MEDIDA DE FUERZA

Por tal motivo, “vamos a presionar y ya les dije que vamos a esperar el lunes pero el martes o miércoles se va a convocar al cuerpo orgánico del sindicato para tomar una medida”.

Sin embargo, aclaró que “hay que ser inteligentes porque hoy tenemos más equipos parados que trabajando. El sindicato ha respetado todo lo pactado pero esta situación empieza a sofocar y golpear a las PyMEs de la región porque no saca los equipos y le paga a los trabajadores de campo. Necesitamos que la actividad se reactive”.

Y remarcó que “el Gobierno tiene otro compromiso con las operadoras y nosotros nunca nos metimos en eso.  Pero hoy los equipos están paseando. Y el trabajador está cobrando un 70% (del sueldo) pero no es el mecanismo”.

“Después de cinco meses sin perforación, cualquier PyME que no factura ¿cómo paga los servicios para sostener la empresa en un mercado tan peleado como el petrolero?”, se preguntó Ávila.

Por tal motivo, consideró que “hay que hacer la reunión porque hay una gran falencia de las operadoras”. Y remarcó que desde el sindicato el compromiso “con el Gobierno sólo fue de 54,90 y 10 dólares por barril de exportación”.

Por ello pidió “que hagan público lo que arreglaron con las operadoras; nosotros fuimos por un acuerdo por el precio del barril y es lo que logramos para reactivar los equipos. Llevamos casi 90 días, y están todos los equipos en el campo pero no operando”, cuestionó.

De manera que “el lunes nos vamos a sentar para resolver la situación. Caso contrario, vamos a tener que tomar medidas de acción directa –alertó-. La crisis ya empezó a sentirse en otros sectores y es preocupante. Queremos sacar los equipos para recuperar los pagos”, concluyó el dirigente gremial.