Un motochorro que acabada de robar un celular fue derribado con un pack de gaseosas mientras se daba a la fuga, en el centro de la ciudad de Córdoba.

El ladrón, quien intentaba escapar contramano, había arrebatado un teléfono móvil a una mujer tras subirse a la vereda con su vehículo, y mientras intentaba escapar en contramano fue interceptado por un repartidor.

"La damnificada grita y justo había unos repartidores descargando gaseosas, así que le tiraron con un pack y choca con un auto que venía de frente", dijo una vecina testigo del hecho en diálogo con Cadena 3.

Tras la rápida acción del repartidor el delincuente quedó tendido sobre el asfalto con heridas leves, hasta que llegó la policía y lo detuvo.