CAPITAL FEDERAL - Las fotos y videos que llegaron a la Unidad Funcional de Investigaciones 6, la Fiscalía especializada en casos de violencia animal de la ciudad de La Plata, sorprendieron incluso a los funcionarios judiciales. La denuncia fue presentada por la expareja de la mujer acusada y dio inicio a una investigación atípica. "No digo que no exista la práctica, pero nunca se había judicializado", explicó el fiscal Marcelo Romero.

Las imágenes eran la prueba concreta que sostenía la denuncia contra una mujer por ejercer presuntas prácticas sexuales con su perro, una mascota mestiza de color negro. "Es la primera vez que veo algo así en 22 años de carrera", dijo a TN el fiscal a cargo de la causa, Marcelo Romero, quien ya ordenó una serie de medidas a fin de confirmar si el animal, efectivamente, sufrió algún tipo de maltrato.

Hasta ahora, sin embargo, las primeras pericias no advirtieron "signos de violencia física compatibles con ninguna forma de maltrato o abuso sexual". En otras palabras, por extraño que suene, el perro es virgen.

Según explicó el fiscal, "la zoofilia es considerada hasta hoy una perversión sexual o desviación, pero no es un delito en sí misma".

La figura cambia si se comprueba, en cambio, que el animal sufrió algún tipo de daño o lesión. Estos indicios, a simple vista, no fueron encontrados por los especialistas.

Si las pruebas restantes confirman que el abuso sexual no existió, la causa se archivaría por inexistencia de delito penal, sin tener en cuenta el estado de salud mental de la mujer denunciada, explicó Romero. 

Fuente: TN