ROSARIO (ADNSUR) - Un chofer de la línea 132 de la ciudad de Rosario quedó detenido este jueves luego de la audiencia imputativa en la que se lo acusó formalmente por violar a una joven de 19 años a bordo de un colectivo

El hecho ocurrió el 15 de enero alrededor de las 22 horas en una línea de la empresa El Cacique SA. La joven denunció que el hombre la sometió y abusó sexualmente de ella a bordo del colectivo, en pleno recorrido y con las luces apagadas de la unidad, en al menos tres oportunidades.

El sospechoso quedó imputado por el delito de abuso sexual con acceso carnal en grado de tentativa y abuso sexual gravemente ultrajante consumado, agravado por su condición de servidor público, y se le dictó la prisión preventiva.

De acuerdo al informe del Ministerio Público de la Acusación (MPA), la víctima subió al colectivo en Battle Ordoñez y Ovidio Lagos de Rosario. En plena marcha, al llegar al puente de Ovidio Lagos y Circunvalación, el imputado apagó las luces del interior de la unidad, detuvo su marcha y trabó las puertas para impedir el descenso de la víctima.

El chofer forcejeó con la joven e intentó abusar sexualmente de forma carnal, no logrando su cometido. No conforme, luego en calle Dorrego, antes de llegar a Virasoro, estacionó el coche y abusó sexualmente de la víctima.

Más tarde, en la zona céntrica de San Luis y Maipú la chica logró bajar de la unidad. Los demás datos sobre los hechos y la forma en que ocurrieron se reservaron para preservar la integridad de la víctima, indicó Fiscalía.

En la audiencia, la fiscal pidió la prisión preventiva por el plazo de ley. Por su parte, la defensa solicitó la libertad del imputado y la prisión preventiva con modalidad domiciliaria. Finalmente, la jueza de Primera Instancia Paula Álvarez rechazó el pedido de la defensa, aceptó la imputación y dictó prisión preventiva efectiva por el plazo de ley.