La víctima se llama Sebastián, quien explicó que había terminado de cargar nafta en una estación de servicio en calle Liniers, Río Gallegos.  Allí se encontró con tres personas que se identificaron como de la Policía Federal, quienes le pidieron que “tire el vehiculo al costado” que le iban a explicar como proceder.  

Según explicó el damnificado a Tiempo Fm “se subió uno de acompañante" y le pidieron los papeles del vehículo, después le informaron que “la camioneta tenía una denuncia, que el chasis estaba limado igual que las patentes adulteradas”. Acto seguido le anunciaron “vamos a proceder al secuestro y te vamos a llevar detenido”, para pedirle que dejara la camioneta y se vaya caminando.

En relación a esa orden, Sebastián dudó de la situación y llevó a que le propongan llevar la camioneta hasta el Hospital Regional donde buscarían dos testigos, informó Tiempo Sur. “Me dijeron que no hable con nadie de mi familia ni le diga a nadie”, advirtió el propietario, quien dio cuenta que “tenían un folio con las cintas de la policía y se movían y hablaban como policías”.  

Se retiró dejando su camioneta y volvió cincos minutos después al lugar, pero la camioneta ya no estaba.

“Me presenté en la Federal y ellos no sabían nada, ni de la comisaria sabían nada”, expresó Sebastián, quien  describió lo sucedido como “algo insólito”.  

La víctima radicó la denuncia en la Comisaría Cuarta y una exposición en la Policía Federal y "tiene que esperar que salgan a buscarla”, indicó, mientras se libra el acta de búsqueda, el propietario de la camioneta pidió revisar las cámaras de los negocios próximos al lugar donde fue detenido por estas personas.

Además, alertó que en la ruta nacional 3 estarían haciendo esta misma modalidad de robo.