En horas de la madrugada de este viernes, una vivienda casi se prende fuego por culpa de un caloventor.

El hecho, que pudo terminar en tragedia, ocurrió a las 4:38 en un domicilio sobre la calle Ayacucho de Rawson cuando el dueño estaba durmiendo. 

El hombre se despertó porque empezó a sentir olor a quemado y descubrió que el aparato había entrado en cortocircuito sobre el cableado que tiene en el techo. 

No hubo necesidad de la presencia de bomberos porque el hombre logró apagar el principio de incendio, dando aviso, de todas formas, a la Policía que intervino en el lugar. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!