RAWSON (ADNSUR) – En un acto en el Centro Cultural “José Hernández” de Rawson, se concretó el ascenso del personal oficial de la Policía. Son 33 en Rawson y 135 en toda la provincia que suman una jerarquía a su carrera. Por primera vez en la historia llegaron a la máxima cúpula cuatro mujeres, dos de ellas en actividad: la directora de Recursos Materiales, Sandra Bazán, y la jefa de Área, Marcela Amado, que ya son comisario general. Además pasaron a retiro y ahora certifican su ascenso la comisario general Sandra Muñoz y Miriam Vázquez.

Amado trabaja en Policía Comunitaria. “Es una área muy especial y finalizando la carrera, es un lugar privilegiado porque no perdí el contacto con la gente y el personal a mi cargo es de destacar”, precisó a diario Jornada. Y recordó que “estoy hace 28 años en servicio. Ingresé a la escuela de cadetes en 1989, que fue por primera vez interno y mixto”.

Por primera vez dos mujeres asumieron la conducción de la Policía de Chubut

A su vez, remarcó que “se sacrifica mucho pero la ventaja es llegar y encontrar el premio que está en la casa, la familia esperando”. Y planteó que con la carrera policial “se deja mucho, la juventud sobre todo. Una pierde muchas horas de compartir con gente de la edad, el contacto con la parte exterior, pero tiene sus frutos como hasta ahora que ya lo estoy viviendo relajada, viendo qué hice bien y qué mal. Realmente abrazo esta carrera y estoy orgullosa de haber elegido ser policía”.

Bazán es la única que hoy integra la plana mayor, y es la sucesora de Muñoz, ya en retiro. Hace 29 años que está en la fuerza. “Hice el curso de agente en 1988, trabajé tres meses en la Comisaría de Rawson y al año siguiente me dan la oportunidad de ingresar a la Escuela de Cadetes”, indicó.

Sandra reconoció que a las mujeres siempre les es más difícil todo en la fuerza porque son minoría. “Notaba que la exigencia siempre era mayor y siempre nos daban una orden como que una no iba a lograrlo pero demostramos que sí, que se puede. Pasar piedra a piedra, no con atajos. Con trabajo, esfuerzo, no rendirse, y todos los días poner un granito de arena levantándose ante la adversidad llegamos a este glorioso momento”.

El jefe de la Policía, Luis Avilés, encabezó el acto y resaltó que “es muy importante el acompañamiento de nuestras familias; el cambio de jerarquía no solo abarca el reconocimiento en la escala policial y esta nueva situación obliga a duplicar la responsabilidad”.

“Tenemos personal muy valioso. Buscamos la unión, pregonamos los lineamientos que nos apunten a conseguir lo que la sociedad necesita y las necesidades de nuestra propia tropa”, sostuvo.

Además, destacó que “por primera vez dos mujeres que forman parte de la Promoción 1989 ascienden a la máxima jerarquía y están en actividad”, y reconoció “a las mujeres que están en situación de retiro porque les corresponde. Nuestra institución se hace eco de la igualdad de género. La mujer forma parte de nuestra tropa. Muchas veces responde mejor que nosotros en las actividades que se les asigna. Es más difícil para la mujer que para el hombre estar en la Policía”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!