COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – La Justicia anuló la elección de abanderado y escoltas en la Escuela 217 de Rada Tilly por considerar que no se escuchó a los alumnos. Supervisión había descartado la primera elección de los docentes y seleccionó un nuevo cuadro de honor, sin pedir opinión a los jóvenes.

De esta manera, la jueza de Familia de Comodoro Rivadavia, María Marta Nieto, determinó que un niño de once años llamado Matías, de la Escuela 217 de Rada Tilly, vuelva a ser abanderado después de que se viera involucrado en forma involuntaria en un litigio judicial. Es que el pequeño había seleccionado, pero por la queja de los padres de otra joven, fue desplazado.

Nieto, informó en Actualidad 2.0 que “yo plantee escuchar a los chicos, esto parte de la Convención de los Derechos de los chicos. Su opinión tienen que tenerla en cuenta, no se hace lo que dicen los chicos, pero sí escucharlos”.

La juez de Familia remarcó que por medio del fallo “se anulaba el acta de la institución del cuerpo docente donde seleccionaban abanderados y escoltas de 2018” y recordó que la causa “se inicia con la queja de un padre”.

Dado que Supervisión designa a los abanderados y escoltas, Nieto remarcó que “declaró la nulidad porque no se escuchó a los chicos, que comprende entrevistarse con ellos y de acuerdo a su edad, escuchar su opinión”. Por tal motivo, destacó que “es un derecho de los niños en cualquier proceso administrativo y judicial”.
Pidió "escuchar a los chicos" la jueza que falló por los abanderados

Ante la determinación sin previa consulta a los alumnos, la juez destacó que se decidió anular la decisión de Supervisión por tres motivos: el primero, porque la acción realizada “es  una manera de invisibilidad a los niños de 11 años cuya opinión es relevante.

“El segundo punto por el que declaro la nulidad es que los docentes del establecimiento no participaron en la selección de la bandera. Y el tercer motivo tiene que ver porque los hechos administrativos cuando carecen de motivación expresan irregularidades en el proceso de selección de alumnos pero no las individualizan”, afirmó.

Nieto aseguró que “se anula la resolución de supervisión de Escuelas que había cambiado el orden de selección y designan a una nena. No es que le quitan la bandera sino que no merece ser abanderado y en la realidad, durante todo el ciclo lectivo, ellos continuaron aportando la bandera. No se condice la realidad con los papeles, para los papeles la designación es nula pero en la realidad sí tiene la bandera”.

Por último, destacó que “incluimos en esta resolución la parte donde se le transmite a quien está destinado a la resolución, es decir, al niño, la explicación del fallo. Bajar a un lenguaje llano y explicarle lo que sucedió. Son aspectos a tener en cuenta porque todos tenemos que tratar de comprender la terminología que sea para el común de la gente”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!