CAPITAL FEDERAL - El domingo 25 de febrero, Camila Borda, de 11 años, salió a comprar el pan y un vecino la secuestró, la violó y la mató. Ayer, en un fallo unánime, la justicia de Junín condenó a José Carlos Varela a la pena de prisión perpetua. consideraron que quedó demostrado "el absoluto estado de indefensión de la nena" y que después de abusarla sexualmente la obligó a vestirse de nuevo y la mató para esconder el delito.

Perpetua para el casero que violó y mató a una nena

Este jueves al mediodía, el Tribunal en lo Criminal N 1 consideró autor penalmente responsable de la comisión de los delitos de “abuso sexual calificado por haber sido cometido mediante acceso carnal en concurso real con homicidio doblemente calificado por su comisión mediante alevosía y criminis causae” y las últimas dos calificantes “en concurso ideal” y condenó a Varela a la pena máxima.

Durante el juicio, los peritos ratificaron que Varela era "imputable" y que, a pesar de tener una personalidad "esquizoide", comprendió la criminalidad de sus actos y fue "plenamente consciente" de lo que hacía, detalló TN.

Camila Borda tenía 11 años. Salió de su casa un domingo para ir al kiosco pero nunca más volvió. En el camino José Carlos Varela, quien era casero en otra vivienda de la zona, la secuestró.

Los vecinos salieron a buscarla por el barrio y unas horas después la encontraron ya muerta dentro de la bañera del condenado.

El abusador la había golpeado brutalmente y, antes de violarla, subió al máximo el volumen de la música para que nadie escuchara a Camila pedir auxilio.

Varela llegó detenido al juicio y prefirió no hacer uso de sus últimas palabras ante los jueces. La única vez que declaró, lo hizo ante el fiscal del caso y aseguró que había visto a la víctima jugando cerca de su casa pero que no recordaba qué había pasado después.

Fuente: TN