PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Gustavo Javier Hernández fue condenado a 6 años de prisión por abuso sexual. El exsecretario general de los peones de taxis engañó por mensajes de texto a una nena y la violó en Madryn en 2016. En un principio quiso ampararse en sus fueros gremiales pero la Justicia se lo negó. Admitió su culpabilidad y le impusieron la pena mínima.

Durante el proceso, Hernandez apeló al Superior Tribunal de Justicia para poder escudarse en sus fueros, pero no lo logró. Incluso, se intentó introducir la figura de una "entregadora", y que Hernandez le habría pagado a la menor. Fue luego de que se le concediera un juicio abreviado una vez admitida su culpabilidad, que el Tribunal le dió seis años de prisión.

El fiscal de Puerto Madryn, Jorge Bugueño, confirmó que el martes, la sala penal que entendió en el caso a cargo del juez Marcelo Orlando, homologó el acuerdo para fijar la pena mínima prevista en casos así, donde la máxima de la escala alcanza a los 15 años. El fiscal confirmó que la víctima avaló la admisión del acuerdo arribado.

Hernández contactó por mensajes de WhatsApp a una nena de 12 años. Luego la pasó a buscar, la engañó y –tras modificar el camino- comenzó a manosearla. La joven intentó escapar, pero el sujeto la abusó sexualmente con acceso carnal. Le produjo lesiones visibles en sus partes genitales. En su momento, el “Gallo” fue defendido públicamente por Luis Núñez, dirigente del STIA y líder de la CGT.

En agosto de 2016, Hernández fue detenido. Era secretario general del Sindicato de Peones de Taxis. Intentó ampararse en sus fueros gremiales, pero la jueza se lo negó. Quedó en prisión preventiva por “grooming en concurso con abuso sexual con acceso carnal".

 

Fuente: Jornada