Ocurrió en el barrio porteño de Flores, el hombre de 39 años dejó escrito que estaba afectado por la muerte de su padre, mató a su hijo de 18 meses y después se suicidó de un disparo en la cabeza en una habitación de una casa.

En el lugar dejó una carta que decía que había tomado esa decisión porque estaba bajo una "profunda depresión".  Los cuerpos fueron encontrados en una casa de la calle Bonorino al 600 por agentes de la comisaría Vecinal 7A,después de que la propietaria del lugar hiciera el llamado.

Al llegar a la casa, los efectivos se encontraron con la puerta cerrada y sin signos de violencia.

Una vez adentro, el personal policial encontró una nota en el descanso de la escalera y en una de las habitaciones los cadáveres del hombre y del menor. A su lado, estaba el revólver calibre 32 que utilizó el hombre.

Según la información que trascendió en la carta que encontraron en la escalera del hogar, la persona decidió matar a su hijo y suicidarse porque estaba bajo una "profunda depresión" producto del fallecimiento de su padre, contaron fuentes de la investigación.

En la causa Interviene el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional 42, a cargo de Alejandra Provitola, que ahora dispuso que un gabinete psicológico le tome declaración a la madre.

Con información de Clarín