La Justicia de Sarmiento definió en las últimas horas que Daniel Muñoz, acusado y detenido desde el 28 de diciembre de 2021 por los delitos de hurto simple, daño simple, encubrimiento por recepción de cosas provenientes de un delito, violación de domicilio y robo simple, sea condenado a un año de prisión.

Lo decidió el juez Alejandro Rosales, quien homologó el acuerdo de aplicación del procedimiento de juicio abreviado luego de que los representantes del Ministerio Público Fiscal y el Ministerio Público de la Defensa acordaran la imposición de la pena.

En ese marco, el magistrado dispuso además el mantenimiento de la prisión preventiva hasta que la sentencia quede firme, tras declarar a Muñoz reincidente por sexta vez.

La fiscala Rita Barrionuevo informó el contenido del acuerdo al que habían arribado con el abogado de la Defensa Pública, Gustavo Oyarzún. Luego, describió los hechos investigados, los medios de prueba testimoniales y documentales, registrados en la acusación pública y las calificaciones jurídicas escogidas.

Por el lado de Oyarzun, expresó su consentimiento al pedido de la fiscalía, agregando el pedido de homologación del acuerdo para el magistrado.

Finalmente, el acusado reconoció la existencia de los hechos, admitió su participación, y se manifestó de acuerdo con la pena propuesta.

Los hechos por los que se condenó a Muñoz tuvieron su inico el 4 de mayo de 2021, cuando el acusado rompió el vidrio de una ventana e ingresó a una vivienda ubicada sobre la calle Perito Moreno entre Ameghino y 28 de julio robando un parlante y un bolso. Sin embargo en su huída fue sorprendido por el dueño de la casa, quien impidió el asalto.

El 10 de abril por otro lado, en barrio “Parque 21 de junio” Muñoz y otro hombre atacaron con golpes de puño y patadas a un joven que caminaba junto a ellos para ir a comprar bebidas alcohólicas.

Meses después, el 27 de octubre, ingresó a una casa de Sarmiento al 900 y, sin ejercer violencia, robó un televisor Led y un control remoto.

Tan solo 4 días después rompió el vidrio de la puerta de un local ubicado sobre calle Pellegrini y Avenida San Martín.

Ese mismo mes también se supo que recibió un teléfono celular que había sido robado por ladrones en barrio “Pioneros”.

Adicionalmente, el 15 de diciembre forzó una reja y rompió el vidrio de una ventana para ingresar a un local comercial ubicado sobre la Avenida “9 de julio”, robando cerca de 10 mil pesos, un teléfono celular, un manojo y un juego de llaves.

Por último, también en el último mes del año ingresó a una casa ubicada en Avenida San Martín entre Alberdi y Uruguay, y tras los ladridos de un perro mascota fue descubierto por el dueño.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!