Hace una semana que a un chofer del colectivos de Trelew le robaron una camioneta Ford F-100, que se encontraba estacionada frente a su casa, y ahora le piden una recompensa para recuperarla antes de que "la vendan" a otra persona.

El insólito hecho, que ocurrió en el barrio Oeste, pone al descubierto el negocio de la venta clandestina de autopartes, que involucra a una red delictiva que no es nueva y al parecer maneja una operatoria bastante bien aceitada.

Lo increíble del caso es que la víctima recibió un mensaje de WhatsApp de un desconcido que afirma que sabe dónde está el vehículo y le pidió que le haga una oferta para que lo ayude a recuperarlo.

El chofer de colectivos emprendió una búsqueda por los diversos barrios de la ciudad y se contactó con personas que manejan algún tipo de información sobre la venta clandestina de autopartes. Hasta el momento, no dio con la camioneta.

“He estado investigando y me han dicho dónde guardan los vehículos robados, dónde están las covachas; y hasta he estado hablando con un delincuente que me mandó un audio diciéndome que él sabía dónde estaba y que quería ver si yo le daba algo de dinero para pasarme el dato”, declaró la víctima a Radio 3.

No es la primera vez que a esta persona le roban un vehículo de la puerta de su casa. Hace unos meses, le sustrajeron una camioneta Chevrolet S-10, que debieron arrastarla con un guinche o un remolque porque no andaba.

De hecho, el lunes pasado le robaron las ruedas a dos vehículos que estaban estacionados en otro barrio de Trelew.

“Por lo que investigué, sobre cómo ellos están actuando, acá hay una parte de los chorros que se dedica a robar los vehículos y la otra a venderlos. Esto lo vienen haciendo desde hace rato y se nos ríen en la cara", concluyó el colectivero.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!