El CEO de Generación Zoe, compañía acusada de estafa del estilo Ponzi contra cientos de inversores en la Argentina, es buscado intensamente tras fugarse de la Justicia de nuestro país, y en las últimas horas Interpol emitió un pedido de captura internacional contra él.

La solicitud fue formulada por la Justicia cordobesa, junto con los pedidos de detención de Maximiliano Batista, segundo al mando de Zoe y socio en varias de las empresas de la trama, y Silvia Fermani y su hijo Claudio Álvarez, titulares de la organización en Villa María, Córdoba, todas dictadas por la fiscal Juliana Companys.

La representante del Ministerio Público Fiscal ya había solicitado el pasado viernes la captura de Cositorto luego de que tres víctimas denunciaran por estafa al conglomerado empresarial, imputándole así a su titular los delitos de estafa y asociación ilícita.

Cabe destacar que si bien la ubicación del empresario cordobés aún es un misterio, fuentes judiciales aseguran que se encontraría en un país del Caribe, desde donde este lunes habló a través de una nueva conferencia virtual para pedirle a quienes lo siguen un depósito de 100 dólares a cambio de un tentador retorno.

"Desde mañana, y yo les pido ahora mismo que estén ahí, vamos a pedirles y a ofertarles a los nuevos que quieran ingresar en Generación Zoe un aporte de 100 dólares al mes. Esos 100 dólares van de ahorro a su back office con el apalancamiento del 20 por ciento", describió, repitiendo parte de la modalidad con la que la firma consiguió captar millones.

Según explicó, "esos 100 dólares se les van a convertir en 120 y la persona que los invitó obviamente que va a recibir un 10 por ciento de su back office y un 10 por ciento del saldo disponible".

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!