En el incendio de una vivienda ocurrido este viernes en el barrio Rotary 23 fallecieron un bebe de 1 año y una niña de 3. La madre dice que los había dejado con la niñera, pero hasta el momento sólo encontraron los cuerpos de los pequeños.

Para sofocar las llamas fue necesaria intervención de tres dotaciones de bomberos, a los que se sumaron dos ambulancias del Hospital Zonal, y personal de Protección Civil del municipio, reseña La Opinión.

Fueron los bomberos quienes confirmaron la presencia de dos cuerpos sin vida en el interior de la vivienda, pero no hay rastros de la niñera que debía estar con ellos.

El único de los hermanitos que sobrevivió, un niño de 10 años, estaba en el primer piso y salió por una ventana, rescatado por los vecinos. Fue asistido con oxígeno en la ambulancia y según las primeras observaciones se encontraba en buen estado y lúcido.

ESCENAS DESGARRADORAS

La madre de los menores, de 31 años, estaba trabajando en la sucursal de una conocida cadena de supermercados cuando recibió el alerta del incendio, y se dirigió al lugar con algunos compañeros de trabajo.

La mujer sufrió un ataque de nervios cuando vio su casa en llamas y al conocer que aún sus hijos estaban dentro intentó ingresar para rescatarlos. Tuvo que ser contenida por personal policial y bomberos voluntarios, ya que cualquier intento de entrar a la casa significaba una muerte segura porque en ese momento el incendio estaba generalizado y las llamas rondaban los 4 metros de altura.

Con información de La Opinión