COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Dos accidentes en quince días es el resultado de la falta de iluminación y senalización que hay en el Camino Roque González, donde hace tiempo hay un desvío por el estado en que se encuentra la calzada.

El 31 de marzo, un Volkswagen Gol que circulaba en dirección norte se estrelló contra un montículo de tierra, y este domingo fue el turno del conductor de un Nissan, indicó RadioVisión.

El vehículo, aparentemente, quedó en el mismo montículo de tierra, pero no hubo que lamentar lesiones de gravedad.

Se presume que el conductor no habría advertido el desvío que hay en el sector y terminó despistándose.