Un joven que cumplía arresto domiciliario en la ciudad de Puerto Madryn fue descubierto a través de un video en las redes sociales, bailando con un chaleco antibalas de la Policía del Chubut. La Justicia resolvió - tras viralizarse el video - que regrese a cumplir prisión a una unidad penitenciaria.

El juez Horacio Yangüela  revocó la prisión domiciliaria de Ricardo “Ricardito” Campos, de 22 años, acusado de tentativa de homicidio por apuñalar a un hombre en un bar. Se encontraba en prisión domiciliaria por una cuestión médica, también había sido apuñalado.

"Ricardito" fue grabado el pasado fin de semana en una historia de instagram  en compañía de  Osvaldo Gabriel Suarez, de 18 años, quien posee una causa por intento de robo de un celular, y además es hijo de un hombre detenido por homicidio, y hermano de un detenido por dos robos con arma.

En el video que se subió a través de una historia a Instagram, se lo ve a Campos bailando a cumbia con un chaleco de la policía del Chubut. Se inició una causa penal, que quedó a cargo de la fiscal María Alejandra Hernández, y en el allanamiento en su domicilio se recuperó el elemento de uso policial: había sido robado a una policía en 2019. 

La fiscal formuló cargos penales por el delito de “encubrimiento” y además pidió que le revoquen las prisiones domiciliarias. Para eso pidió un informe al Cuerpo Médico Forense, que le dio la razón.

 “Puede estar en el lugar de  detención asignado, no siendo necesaria la detención domiciliaria, debiendo tener  a  su disposición baño, elementos de higiene  (agua jabón) y las bolsas de colostomía, para el recambio diario”, sostuvo el informe que recibió el juez y por lo que regresó a la comisaría para cumplir con su detención.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!