RAWSON (ADNSUR) - El Poder Judicial emitió este jueves un comunicado sobre la crisis provincial, asegurando que se encuentra "gravemente afectado para poder brindar un acceso normal a los organismos judiciales" a la ciudadanía y estableció por ello derogar la acordada que morigeraba el impacto de las medidas de fuerza que llevan adelante los empleados del sector, estableciéndose la concurrencia mínima de personal por cada organismo. También se dispuso autorizar a los titulares de cada organismo a no  concurrir al lugar de trabajo "a aquellas personas que acrediten la imposibilidad de hacerlo con motivo de la falta de recursos económicos".

"La situación de crisis existente en la provincia desde el año 2018, lejos de mejorar se ha agravado. El  Poder Judicial no es responsable de esta situación y se encuentra gravemente afectado  para  poder brindar a la ciudadanía un acceso normal a los organismos judiciales", comienza el comunicado. 

"El Sitrajuch, haciendo uso del derecho a huelga, ha dispuesto medidas de fuerza que en su mayoría  acatan sus afiliados. Desde el comienzo de este conflicto, tanto el gremio como el STJ, los Ministerios Públicos de la Defensa, de la Fiscalía y la Asociación de Magistrados y Funcionarios, han mantenido un diálogo permanente a fin de poder brindar una mínima prestación del servicio. 

"Es preocupante para todos los integrantes de este Poder Judicial la realidad económica en que se encuentra  la provincia. No se avizora en lo inmediato una salida de esta crisis, que redunda en un malestar general y se observa  que aumentan  las situaciones acuciantes en las economías familiares, al punto de afectar la salud de los trabajadores", sigue el escrito del Poder Judicial. 

"En virtud de todo lo señalado, las partes informan que, conforme el acuerdo alcanzado en base al compromiso asumido por todos los integrantes del Poder Judicial, queda derogada la Acordada 4842/2020.  En ese marco, se resolvió establecer la concurrencia mínima de personal por cada organismo, habilitando a sus titulares a disponer la dotación mínima de personal, agotando los mecanismos de consenso", dice el texto. 

Aclara además que "durante la vigencia de acuerdo que será revisado en la medida que la crisis lo amerite (estableciendo un plazo no menor a una vez por semana), se atenderán las causas que resulten urgentes, graves o impostergables.  También se acordó habilitar a los titulares de cada organismo a suspender aquellas audiencias que no refieran el criterio antes mencionado". 

"Asimismo -agrega el comunicado- se dispuso autorizar a los titulares de cada organismo a eximir de concurrir al lugar de trabajo, a aquellas personas que acrediten la imposibilidad de hacerlo con motivo de la falta de recursos económicos".

El comunicado lo firman Raúl Belcastro, de Sitrajuch, Carina Estefanía, de la Asociación de Magistrados y los ministros Alejandro Panizzi y Mario Vivas, del Superior Tribunal de Justicia.