RAWSON (ADNSUR) - Los jueces Patricia Asaro y Marcelo Orlando ratificaron este jueves en una audiencia la prisión preventiva para el contador Federico Gatica y para Natalia Mac Leod, mujer de Diego Correa, imputados en la causa El Embrujo.

El tribunal coincidió con lo resuelto el viernes por el juez Sergio Piñeda. Quedarán detenidos hasta la audiencia preliminar al juicio oral y público, prevista para octubre, cuando tendrán nuevamente oportunidad de plantear una morigeración en las condiciones de detención.

Mac Leod está imputada como miembro de una asociación ilícita y Gatica, por lavado de activos.

Mac Leod está imputada como miembro de una asociación ilícita y Gatica, por lavado de activos. A ella la defiende Fabián Gabalachis y a Gatica, Javier Romero. En la audiencia estuvieron los fiscales Alex Williams y Omar Rodríguez, detalló diario Jornada.

Tras la extensa argumentación de la defensa, los jueces se tomaron un extenso cuarto intermedio. Los abogados insistieron en pedir el arresto domiciliario y la colocación de tobilleras electrónicas. Para Gatica, además, la posibilidad de atender su estudio contable de Trelew.

Los jueces estuvieron por videoconferencia desde Puerto Madryn, mientras que las partes y los imputados escucharon la resolución en la Oficina Judicial de Rawson. El atraso se produjo porque debieron escuchar los audios de lo resuelto por Piñeda.

En primera instancia, Asaro rechazó el pedido de ambos. Sobre Gatica, no obstante lo avanzado de la investigación, consideró que de morigerarse su situación podría entorpecer la investigación influyendo sobre testigos. Orlando coincidió.

La revisión debía incluir a Daniela Souza pero al ser beneficiada con la prisión domiciliaria en el habeas corpus colectivo aceptado por el juez Marcelo Nieto Di Biase horas antes, estaba resuelta su situación (ver página 3).

Gabalachis volvió a hablar de las cartas de los hijos de la detenida. Esgrimió la gravedad de su estado físico y psicológico y las numerosas visitas que realizó al Hospital Santa Teresita de Rawson. También describió el lugar donde está alojada como un sector con capacidad para una sola persona pero donde hace tres meses hay otra reclusa.

Romero reiteró la necesidad de Gatica de atender su estudio contable ya que su exsocio, Mario Glades, goza de una licencia psiquiátrica y el estudio está acéfalo. Pidió salidas laborales para resolver qué hacer y dar respuesta a clientes y empleados, algunos con más de 14 años de antigüedad.

Fuente: Jornada