RAWSON (ADNSUR) - Los integrantes del Consejo de la Magistratura volvieron a tratar este miércoles en una reunión por videoconferencia una serie de puntos que incluyen modificaciones a su propio reglamento para habilitar las sesiones por vía remota, con la idea de poder sesionar a fines del actual mes de mayo, y también en la creación de una Comisión de Reforma de la Ley que regula el funcionamiento del Consejo, con la intención de delimitar de manera más clara los roles con el Poder Judicial y el Tribunal de Enjuiciamiento.

En la jornada de ayer se realizó una videoconferencia con la participación de 12 consejeros, que consistió en una reunión de trabajo en la que, según explicó el presidente Enrique Maglione, “se propusieron modificaciones al reglamento relacionadas con el funcionamiento de la nueva normalidad, porque desde ahora vamos a trabajar en forma remota en todos los sentidos, incluyendo las sesiones”.

Indicó el titular del consejo que, junto a los consejeros, “estamos próximos a instrumentar un sistema de videoconferencia que evaluamos como confiable para trabajar”, ya que la idea es “poder sesionar cada uno desde su lugar, mientras que el sistema que nos ofrece el Poder Judicial sólo permite cuatro puntos de conexión”, por lo que “nos quedaría afuera una jurisdicción y no queremos hacer traslados de consejeros”.

Sostuvo Maglione que el objetivo es “utilizar una nueva tecnología que nos permita reunirnos a todos en forma remota, pero que cada uno pueda trabajar desde su lugar de origen, sea desde sus casas o lugares de trabajo” teniendo en cuenta que hay consejeros de Esquel, Trevelin, Sarmiento, Comodoro Rivadavia, Trelew y Puerto Madryn, además del presidente del STJ. Explicó que a través de esta nueva modalidad, “yo estaría desde nuestra sede en Trelew, los otros consejeros cada uno en su oficina, y necesitaríamos solamente la presencia de un secretario del Poder Judicial”.

SESION INMINENTE

De acuerdo a la idea abordada entre los consejeros, el objetivo sería que, más allá de que estén suspendidos los plazos procesales del Poder Judicial, porque se ha decretado una feria, “en nuestro caso vamos a seguir trabajando desde nuestras casas u oficinas, para que al momento que se vuelva todo a la normalidad estemos al día”, afirmó Maglione.

En ese sentido, explicó el presidente del consejo que la próxima sesión, que podría convocarse en la tercera o cuarta semana de mayo si se pone a punto el nuevo software para videoconferencia, “sería un abordaje meramente administrativo”, pero más adelante, cuando vuelvan a correr los plazos procesales, “podríamos seguir con los sumarios, que podrían seguirse por videoconferencia o por un medio confiable de manera remota, así como también las evaluaciones para los magistrados que han cumplido los 3 años de función”.

Sin embargo, aclaró Maglione que no todos los trámites pueden seguirse de manera on line, ya que por ejemplo los concursos para nuevos magistrados “tienen que ser presenciales, por lo que no se avanzará en ese sentido, teniendo en cuenta que recién a partir de septiembre se habilitarían los vuelos, para traer juristas de otras provincias”.

NUEVA LEY

En otro orden, más allá de la modificación a su reglamento para habilitar las sesiones por vía remota, el Consejo de la Magistratura avanzará en un proyecto de modificación integral de la Ley de creación que regula sus funciones y deberes, según se habló también ayer en la reunión de trabajo.

De acuerdo a la explicación brindada por Maglione, ocurre que hay tareas del Consejo de la Magistratura “que a veces colisionan con las funciones de otros poderes, como el Poder Judicial o el Tribunal de Enjuiciamiento”, por lo que se decidió que “vamos a crear una Comisión de Reforma de la Ley, para que queden bien delimitadas esas funciones”.