RÍO GALLEGOS (ADNSUR) - La comisión de disciplina y acusación del Consejo de la Magistratura aprobó abrir un período de evaluación al respecto del pedido de juicio político en contra de la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yañez. Así, el organismo hizo lugar a la solicitud del abogado Luís Tagliapietra, querellante y padre de una de las víctimas del hundimiento del ARA San Juan.

El Consejo deberá expedirse, pero, de hacerlo en línea con lo que pretende el letrado, finalmente sería el Congreso de la Nación el ámbito del jury, según publica La Opinión Austral. 

Tagliapietra realizó una presentación para intentar fundar su posición, y la comisión de disciplina dispuso escuchar a siete testigos. Entre ellos está el propio abogado, que acusa a Yáñez de “mal desempeño” durante la instrucción de la causa.

En diálogo con La Opinión Zona Norte, Yáñez manifestó que los argumentos del querellante son “los mismos” que presentó el año pasado, cuando solicitó el apartamiento de la magistrada. Ese pedido fue denegado por la Cámara Federal de Apelaciones.

Por otra parte, recordó la reciente renovación de parte de los miembros del Consejo de la Magistratura, y que el denunciante es padre de una de las víctimas del hundimiento. Cree que éstos son los motivos por los cuales el organismo dio lugar al pedido. Dijo entenderlo, y destacó que “son los pasos legales que se deben seguir”.

Tras la denuncia de Tagliapietra, la doctora Yáñez formuló un descargó por escrito “y con prueba documental que son constancias de la causa”. Lo presentó en julio de 2019. “Soy la más interesada en que se tomen los testimonios y que la comisión de disciplina resuelva en consecuencia y con sujeción a derecho. Entiendo y me respalda la instrucción”, destacó.

La causa por el hundimiento del ARA San Juan ya no está en manos del Juzgado Federal de Caleta Olivia. Tras la imputación de seis altos mandos de la Armada Argentina, el 31 de enero del corriente año la causa fue elevada en febrero a la Cámara Federal de Comodoro Rivadavia.

De las partes que intervienen, solo apelaron la instrucción el abogado Tagliapietra, que representa a otros 4 familias, y la querella de los doctores Carreras y Burlando. No lo hizo el fiscal, ni los demás querellantes.

“La garantía de cualquier juez, es que las instancias superiores revisen las causas instruidas. El procesamiento que yo saqué será materia de revisión en la Cámara Federal de Comodoro, y después la Cámara de Casación Penal de la Nación”, subrayó.

Aseguró que, junto a su equipo de trabajo, actuó con “la mayor diligencia posible y con total honestidad profesional y personal”. Además, que todo lo que firmó y fundamentó, “lo hice con total convicción”.

“Veremos qué sucede. Tendré la oportunidad de formular repreguntas a los testigos. Pero creo que cualquier juez que debiera instruir una causa como esta, habría sido cuestionado y hasta denunciado, como ocurrió conmigo. Las denuncias fueron desestimadas, pero ahí están”, apuntó.

Ante la consulta, explicó otros aspectos de la causa. Sobre las imputaciones al ex ministro de Defensa, Oscar Aguad, y al ex presidente Mauricio Macri, recordó que en su resolución final afirmó que no halló elementos suficientes para hacerlo. “Pero eso lo revisará la Cámara. Si considera lo contrario, devolverá la causa y pedirá sus imputaciones”.

Finalmente, admitió que el denunciante está procesado en una causa por presunta falsificación de firmas de otros familiares de las víctimas. La misma se instruyó tras la denuncia de otra querella. “Quiero creer que el pedido de juicio político no guarda relación con un intento de desarticular la otra causa”, culminó