PUERTO MADRYN (ADNSUR) - Luego que un joven mató a un prefecto en Puerto Deseado mientras realizaba un control de rutina, en un hecho que conmocionó al país, esta madrugada se produjo otro violento episodio en esa zona de la Patagonia.

Esta vez el escenario fue Puerto Madryn, donde al menos dos hombres atacaron a tres jóvenes que paseaban un perro durante la madrugada, matando a uno de ellos e hiriendo gravemente a otro.

Por el hecho dos personas fueron detenidas, confirmaron desde el Ministerio Público Fiscal. Se trata de Nicolás Hammond y un hombre de apellido Colemil. 

Los detenidos están acusados de la muerte de Alan Bopp, quien falleció por las heridas de arma blanca que sufrió mientras caminaba por el barrio Comercio.

La Policía confirmó que en las próximas habrá allanamientos.