El lunes por la tarde, Brian Agustín Navarro de 9 años  y Brian Ariel Torres  de 10, dos amigos de la localidad de Río Turbio, en Santa Cruz,  murieron ahogados en el dique San Jorge luego de que la capa de hielo que lo cubría se rompiera bajo sus pies y cayeran a las aguas congeladas.

Este martes, sus cuerpos fueron despedidos en el cementerio local en medio de inmenso dolor. Y los vecinos se acercaron a acompañar a sus familias en este difícil momento.

Durante una jornada de mucho frío y con lluvia, la comunidad de Río Turbio se hizo presente en el cementerio local para acompañar a las dos familias en el último adiós a Brian Agustín Navarro y Brian Ariel Torres .

Hubo una ceremonia íntima en la que participó sólo la familia y el núcleo más cercano en la sala velatoria Balderramo, donde se vivieron escenas d  inmenso dolor. Los dos amiguitos fueron despedidos en el mismo lugar y al mismo tiempo y una gran caravana los escoltó hacia el cementerio.

El lugar de la tragedia. El dique San José. Foto: Janina Ramos
El lugar de la tragedia. El dique San José. Foto: Janina Ramos

Sus maestras y  compañeritos y compañeritas de la escuela se hicieron presentes en el cementerio para despedirlos y también algunos de los bomberos que participaron en el operativo de rescate, según publica La Opinión Austral.

La ceremonia se realizó pasadas 16 horas con oraciones donde se pidió por el eterno descanso de los inseparables amigos. También, de manera simbólica, se soltaron al cielo globos blancos.

Las familias de los niños agradecieron a la comunidad el acompañamiento y  destacando que “eran muy amigos, inseparables, siempre estaban juntos” en medio de abrazos y lagrimas en un día de gran tristeza para la localidad santacruceña.