Efectivos policiales irrumpieron en una vivienda en Trelew para apaciguar una pelea familiar, y fueron atacados por varias personas a las trompadas. Uno de los policías disparó al suelo para amedrentar a los atacantes.

Como resultado, un agente terminó con el labio partido y el brazo lastimado producto de los golpes que recibió. Por su parte, uno de los agresores, de 35 años, quedó detenido por los delitos de "atentado, resistencia a la autoridad y lesiones".

Todo comenzó el domingo cerca de las 6:30 de la mañana, cuando los policías intentaron detener una pelea familiar en la que unas 15 personas se estaban arrojando elementos contundentes en medio de un escándalo.


Cuando los agentes ingresaron en la vivienda, ubicada en el Pasaje Garibaldi, fueron atacados a piedrazos. En el momento en que uno de los policías creía que había reducido al atacante, éste se volteó y le pegó una trompada en la boca.

El agente terminó con la boca lastimada producto de la trompada que recibió. Foto: Policía del Chubut
El agente terminó con la boca lastimada producto de la trompada que recibió. Foto: Policía del Chubut

Acto seguido, apareció en la escena otro hombre y le pegó al policía herido con un caño de gas lastimándole el antrebrazo. Los agresores querían seguir golpeando al agente a pesar del pedido de alto de sus compañeros.

Al verse sobrepasados por la situación, uno de los policías disparó el arma al piso para amedrentar a los agresores, que retrocedieron rápidamente. Uno de ellos salió corriendo a toda velocidad y se escondió en una vivienda.

Por su parte, el aprehendido, que había golpeado al policía, también huyó pero fue recapturado a unas pocas cuadras del lugar.

Finalmente, lo trasladaron a la Comisaría Cuarta donde permenece alojado a disposición de la Justicia.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!