BUENOS AIRES - Efectivos de la Policía bonaerense sorprendieron en la madrugada de este jueves a un escribano de Morón cuando lanzaba el cuerpo descuartizado de un hombre en el Río Luján. Según las primeras informaciones, el hombre fue detenido en recreo El Colonial, ubicado en calle Mitre y Padre Salveire. Allí, la Policía se acercó por un llamado al 911 que alertaba la presencia de un auto BMW sospechoso.

En el lugar encontraron a un hombre con las manos ensangrentadas, tirando objetos al río y una valija. En los alrededores había restos de masa encefálica, y, descubrieron un torso humano semisumergido.

Tal como destaca diario Clarín, al hombre le secuestraron más de 20 mil dólares y un DNI a nombre de Miguel Pereyra, que tiene domicilio en Castelar y podría ser la víctima.

Posteriormente se realizó un allanamiento en la casa y la escribanía de Baladía, donde hallaron "rastros hematicos y se incautó una cuchilla Tramontina de 33 cm con mango plástico blanco, e hidrolavadora marca GAMMA 130 que fuera utilizada para borrar los rastros, alterar la escena del hecho, lavando pisos y paredes".