Este viernes se desarrollaron varios allanamientos por la causa de robo que involucra a una policía de Esquel y a su pareja, en donde indican que liberaba zonas para que el hombre pueda robar. Fue separada del cargo y le secuestraron el arma reglamentaria y el teléfono celular.

El comisario mayor Pablo Naya, jefe de la Unidad Regional de Esquel, explicó el modo de delito: "una persona golpea la puerta de una vivienda aduciendo ser el delivery, ingresan dos personas más en forma violenta y son repelidas al ingreso dándose a la fuga", señaló.

Y detalló que a través de un trabajo de la División de Investigaciones: "se logró conectar ciertos indicios que hacen presumir que una empleada policial con prestación de servicio en el Centro de Monitoreo tendría algún grado de participación", así lo indicó a QS Notas.

En la vivienda de la empleada policial se llevaron adelante otras pericias, además en un taller mecánico donde se secuestró un vehículo que habría participado el día del hecho de robo.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!