Este domingo por la madrugada personal policía desarticuló una fiesta clandestina que se realiza en una vivienda ubicada sobre la Avenida Gales de la ciudad de Puerto Madryn, donde sorprendieron a dos efectivos policiales.

Luego de que varios vecinos advirtieran sobre la fiesta que se desarrollaba dentro de la casa, con la presencia de un importante número de personas, pese a las restricciones por la pandemia de coronavirus, llegó hasta el lugar personal policial.

El comisario mayor Javier Guzmán, jefe de la Unidad Regional de Madryn, explicó que en el lugar se encontraron en primer momento, unas cinco personas afuera de la casa, quienes confirmaron que en el interior se desarrollaba una fiesta. El propietario de la casa se acercó y dijo que no iba a atender a nadie, tras lo cual apagaron las luces y la música.

Una hora más tarde, salieron del sitio otras cinco personas que también fueron identificadas, y luego se escucharon algunos incidentes que terminaron con dos personas golpeadas. De inmediato personal policial optó por ingresar a la vivienda para desbaratar el encuentro en el que participaban unas 40 personas, todas ellas jóvenes.

Los efectivos tuvieron que reducir y detener al organizador de la fiesta ya que los agredió. Y para la sorpresa de los agentes, entre los asistentes al encuentro, había dos empleados policiales, así lo confirmó el comisario a Radio Chubut.

Al respecto,  explicó que uno de ellos está en disponibilidad por otro tema y que el segundo, que presta servicios en la unidad regional, será también pasado a esa situación administrativa.