SARMIENTO (ADNSUR) - El subcomisario Emanuel Morales (jefe de la División de Investigaciones de Sarmiento) compartió con ADNSUR uno de los telefónicos para conocer cómo operan los ladrones sobre las víctimas.

En este caso, ocurrido en la localidad chubutense, se puede escuchar la llamada realizada por una mujer adolescente, quien decía ser "nieta" de la persona que atendió. Sin embargo, intenta hacer que "adivine" su nombre con diferentes técnicas, sin obtener el resultado esperado.

Ante estos casos, la División de Investigaciones de Chubut  indicó diversas recomendaciones a tener en cuenta al atravesar estos casos:

* No se deben brindar datos de cuentas bancarias o de tarjetas de crédito a quienes llaman por teléfono, tampoco seguir las instrucciones telefónicas en un cajero automático, ni entregar dinero en efectivo, tanto moneda nacional como extranjera, a supuestos gestores bancarios. 


* Prestar especial atención a los llamados telefónicos que solicitan y ofrecen servicios no contratados por la persona que atiende el teléfono y tomar todos los recaudos antes de abonar cualquier suma de dinero, ya sea a través de: medios de pago (Rapipago, Pago Fácil), transferencias bancarias, tarjetas de crédito o entrega de dinero en efectivo.


* No deben develarse datos personales ni de familiares o allegados, ya que pueden ser utilizados para intentar engañar a otras personas o para realizar compras a través de internet, en especial el número de DNI que habilita la posibilidad de modificar las claves de acceso a las cuentas bancarias.


* Evitar acercarse a un cajero cuando alguien se los indique telefónicamente, como tampoco seguir los pasos que les dictan telefónicamente. Cabe señalar, que, para el ingreso de una transferencia bancaria o acreditación de pago, no debe hacerse ninguna acción en un cajero automático ya que los pagos electrónicos son de acreditación automática en la cuenta bancaria del receptor.


* Finalmente se informa que tampoco existen programas de entidades bancarias para el cambio de billetes que aparentemente dejan de estar en circulación – pesos, dólares, euros u otra moneda. Todas esas operaciones se concretan dentro de la sucursal del banco. En consecuencia, no se debe entregar dinero en efectivo a extraños o personas que se dirigen a los domicilios particulares para realizar maniobras bancarias.