RAWSON (ADSNUR) - En una rueda de prensa en la que participó ADNSUR, el fiscal Marcos Nápoli destacó que “gracias al esfuerzo y el trabajo de todo el equipo, nos sentimos gratificados porque el Tribunal ha comprendido nuestra teoría del caso que fue revalidada en casi todos sus aspectos. Estamos aliviados por el resultado pero es un sentimiento que teníamos por las audiencias que fueron muy largas”, en relación al juicio de la Causa Revelación concluyó este miércoles tras un extensa investigación sobre maniobras de corrupción que involucraron a exfuncionarios provinciales y empresarios del rubro de la construcción.

“Quiero agradecer al fiscal Iturrioz y Gustavo Nuñez que es un fiscal nuevo. Pudimos sacar adelante este caso tremendo por la cuantía y daños que se provocó. La sociedad pudo ver esta maniobra porque fue un Tribual muy técnico, porque los jueces hilaron fino por las maniobras delictuales. Asistimos a una resolución con un veredicto con una calidad técnica insoslayable. Es digno de resaltar en la provincia”, subrayó.

“El objetivo principal era probar la asociación ilícita y luego la misma se nutre de otros hechos en particular. Van de la mano. Era el principal desafío que teníamos en el juicio”, agregó.

Sobre las penas, Nápoli indicó que "hay personas que cumplieron penas de prisión preventiva, que se las debe computar, y a otras no. Hay una fracción de tiempo importante que va desde los 3 a los 10 años, y en ese terreno va a haber variedad, penas medianamente cortas pero que ayudan a tener inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos, y otras que serán de cumplimiento efectivo"

Nápoli señaló que la Justicia buscará recuperar el dinero obtenido a partir de esta asociación ilícita, "al menos hasta el porcentaje que los jueces comprobaron de enriquecimiento ilícito"

"Es importante que todos los delitos que hoy han sido comprobados por este tribunal tienen aparejado ademas de la pena la inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos", enfatizó

Respecto a la condena que recibieron Victor Cisterna y Diego Correa, que fueron condenados por exacciones, Nápoli explicó que la diferencia con el cohecho es que "en la exacción el funcionario es quien presiona al privado para que abone una coima, lo ahogan financieramente primero y después le cobran la coima; y en el cohecho pasivo hay un contubernio, un acuerdo".

El fiscal señaló que el tribunal concluyó también que el jefe era Das Neves, cuando arrancamos este caso ya lo decíamos, estos ilícitos comienzan con la anuencia explicita o al menos tácita del gobernador Mario Das Neves, esto no se podía pergeñar si no era a través de quien tenía la máxima magistratura de la provincia"