TRELEW - Por decisión de la Oficina Judicial de Trelew y ante la superposición de audiencias por parte del juez Marcelo Nieto De Biase, se suspendió la audiencia por el caso de la muerte de la niña Zumara Orias que debía realizarse en la mañana de ayer en los Tribunales de Trelew. La audiencia fue fijada para el próximo día 22 de noviembre.

Se trata de la audiencia de apertura de la investigación del caso en el que se encuentran imputados como responsables de la muerte de la niña sus propios padres. La imputación se realiza luego de varios intentos truncos del defensor Javier Reuter por apartar de la investigación al fiscal general Fabián Moyano.

Zumara Berenice Orias desapareció el 30 de noviembre del 2014, cuando su familia se encontraba almorzando en una chacra ubicada a pocos kilómetros de la ciudad de Trelew, lugar que se encuentra a pocos metros del río Chubut y de un canal de riego. Allí comenzó la búsqueda de la nena y, posteriormente al hallazgo de su cuerpo, la investigación de su muerte, presumiendo que la misma podría haber caído en las aguas de uno de los canales de riego que por allí pasaban.

Restos de Zumara aparecieron un mes y medio después, el 22 de enero de 2015, en una zona de pastizales y árboles de la chacra 112 de Trelew, a unos 500 metros aproximadamente del lugar donde dijeron haberla visto por última vez sus padres.

El anterior fiscal jefe de Trelew Arnaldo Maza y luego su sucesora Silvia Pereira, confirmaron al fiscal general Fabián Moyano al frente de la investigación por la muerte de Zumara. Lo mismo hizo luego el procurador general de la provincia Jorge Miquelarena y finalmente el juez Nieto De Biase.

Con el hallazgo de restos del cuerpo de la niña, se realizaron complejos estudios forenses en laboratorios de la Capital Federal. Entre ellos las pericias realizadas en un fémur de la menor, donde se hallaron restos de plancton iguales a los existentes en el canal de riego, indicativos de que la niña tragó agua del lugar, estando aún con vida. La responsabilidad que Moyano le atribuye a los padres de la niña es el de no haber prestado debido cuidado para evitar su caída al canal de riego.

Fuente: El Diario de Madryn