Independientemente de que cada uno de los ciudadanos ya sorteados recibirán la notificación en sus domicilios, por parte de oficiales de justicia o agentes de policía, cada persona puede verificar en el sitio www.juschubut.gov.ar, donde en el link ‘Juicio por jurados’ hay un buscador para introducir el DNI (sin puntos) y el sistema informa si ha sido pre seleccionado o no.

“Comodoro es la jurisdicción más grande y hemos sorteado a 1.778 personas a las que se está notificando, de que pueden llegar a ser convocadas”, explicó Báez, en diálogo con Actualidad 2.0. La convocatoria podría realizarse a principios del año próximo, para intervenir en juicios que en principio se vinculan a delitos que tengan como perspectiva de pena delitos de más de 14 años, lo que implica homicidios en diversas modalidades (calificado por el vínculo, crimines causa, con ensañamiento, por arma de fuego en ocasión de robo, entre otros).

Posteriormente, se realiza una segunda pre selección sobre 80 personas, que deberán concurrir a un lugar determinado, para afrontar una instancia de selección final. En esa instancia, se puede excusar a quienes estén impedidos por razones de salud, por haber sufrido algún tipo de accidente o por razones que exigen su presencia impostergable en los siguientes cinco días.

En esa etapa, las partes también realizan una serie de preguntas para intentar conocer el perfil de los pre seleccionados, pudiendo ser recusados con causa o sin ella: por ejemplo, si alguien expresa opiniones discriminatorias en relación al tipo de hecho que se va a juzgar, o sobre el funcionamiento de la justicia y otros aspectos.

“Algunos jurados responden y otros se quedan callados –contó Báez, en base a la experiencia que observó en Mendoza, donde el sistema rige desde hace 10 años- y a partir de eso las partes pueden recusar, además de ir excusando a postulantes por distintas razones. La ley se aplica con razonabilidad y lógicamente no se obliga a quien puede estar impedido de actuar por fuerza mayor”, explicó.

Finalmente, tras esa instancia, se sortean entre los candidatos finales, a los 12 que participarán del primer juicio, lo que estará distribuido entre 6 mujeres y 6 hombres, además de miembros suplentes.

Báez estimó que el primer juicio por jurados podría estar realizándose en los primeros meses del año próximo, pero indicó que es un resorte que depende de otras áreas, como las Oficinas Judiciales de cada jurisdicción.

Garantías de seguridad para los jurados

En otro orden, Báez reconoció que ha buenas respuestas de las personas convocadas, aunque también ha habido planteos del tipo “que laburen los jueces”, según expresó, al citar expresiones que le fueron comentadas.

Consultado sobre hay garantías de seguridad para ciudadanos que deberían intervenir en juicios para decidir la condena a personas acusadas por hechos violentos y la muerte de otras personas, el ministro respondió:

“Les damos las mismas garantías que tiene cualquier juez común que condena a una persona. ¿Cómo hacen los jueces, cómo hice yo en 18 años para condenar a las personas? –se preguntó-. Obviamente, se le dan garantías de seguridad, tranquilidad y libertad de opinión”.

Igualmente, enfatizó que la mayor garantía es el anonimato de la identidad de los jurados, de allí que una de las propuestas en estudio se vincula a la posibilidad de que en casos muy resonantes, en un juicio de Esquel deban intervenir jurados de Comodoro, o de Trelew y viceversa.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!