La Policía realizó el miércoles un allanamiento en una chacra de Gaiman en el que secuestró dos armas de fuego calibre 22, en una causa por "violencia familiar y de género". La víctima es una mujer que denunció que su ex pareja la agredió, aunque no trascendieron mayores detalles.

El procedimiento estuvo encabezado por la jefa de la Comisaría de la Mujer, la oficial principal Hilda Porras, y colaboraron efectivos de esa localidad. Los agentes revisaron la casa "de arriba a abajo" durante tres horas.

Cuando los policías arribaron al lugar, se encontraron con que solo estaba viviendo allí el sereno. La persona denunciada no se encontraba en la chacra, y tampoco dieron a conocer ninguna información sobre su paradero.

La sorpresa se la llevaron los efectivos policiales cuando se revisaron en el bajomesada: allí encontraron con dos armas largas calibre .22, que fueron secuestradas y serán incorporadas al expediente.

La diligencia comenzó a la 20:20 y finalizó pasadas las 23:15 horas, cuando ya habían chequeado todas las habitaciones, y no quedaba ningún otro sitio donde buscar elementos que pudieran aportar a la investigación.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!