RAWSON (ADNSUR) - La denuncia impulsada por Blas Meza Evans contra los tres ministros del Superior Tribunal de Justicia para quienes el actual diputado provincial promueve un juicio de destitución, se basa en 4 hechos principales. Según el documento presentado, al que tuvo acceso ADSNUR, estos cuatro puntos dan sustento a la acusación que ahora debe ser evaluada por el mecanismo previsto en la Constitución Provincial, para lo cual debe intervenir la Legislatura provincial.

Acoso, misoginia y favoritismo en la denuncia al Superior Tribunal

1) Incumplimiento de plazos para dictaminar sentencias. El legislador provincial cita el artículo 168 de la Constitución Provincial, que establece que “es obligación de todos los magistrados y funcionarios judiciales sustanciar y fallar los juicios dentro de los términos legales y conforme a derecho”.

Si bien no da ejemplo de las sentencias en que hubo demoras o incumplimiento de los plazos, añade Meza Evans que “es habitual ver a los Sres. Ministros viajando para dar conferencias, o a encuentros judiciales. Llamativamente se los ha podido ver en pleno presenciando el informe anual del Banco del Chubut S.A., por el único dato anecdótico de la instalación de un cajero en la futura ciudad judicial de Comodoro, en lugar de sentarse en sus despachos y redactar las numerosas sentencias atrasadas que tienen”.

También recuerda las palabras del acutal presidente, Javier Panizzi, cuando en su discurso de apertura de sesiones habló de la “pachorra de algunos jueces” o el ministro Vivas cuando propuso extender dos horas la jornada laboral en tribunales, para contrastar con la lentitud de la corte provincial para emitir sus propias sentencias.

2) Discurso cargado de discriminación de género. Meza Evans también alude a las expresiones públicas de Miguel Donnet, a poco de asumir el cargo, cuando dijo “una mujer para ocupar un cargo en el STJ debe prepararse, porque no deja de ser mujer y tiene las responsabilidades de la casa, hijos, estudio”. Esto motivó el repudio del Tribunal Superior de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que planteó que tales expresiones declaraciones “afectan la dignidad de las mujeres en general, e importan un cuestionamiento para todas aquellas que se desempeñan hoy en el ámbito de los Poderes Judiciales de la República Argentina”. Dicho organismo mencionó una serie de artículos constitucionales vulnerados, además de pactos internacionales.

En carácter de “reincidencia”, Donnet tuvo expresiones que también fueron repudiadas desde distintos estamentos judiciales más recientemente, cuando comparó a las mujeres militantes que exhiben sus pechos en protestas con “las hembras de los mamíferos”.

Añade que “las manifestaciones públicas por parte del magistrado del Superior Tribunal de Justicia de Chubut violan los artículos 1; 2 inc. d; 5 inc. a; 11. 1 inc. a, b, c, d de la CEDAW y configura una de las formas de violencia contra las mujeres previstas en la Convención Interamericana para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia. También sus dichos se encuadran en el artículo 5.5 de la Ley 26.485 de Protección Integral para Prevenir, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las mujeres en todos los ámbitos en que se desarrollen sus relaciones interpersonales”.

3) El tercer elemento de la denuncia es una situación de presunto acoso laboral contra el juez de Familia Martín Alesi. “Es público y notorio que el Dr. Alesi –sosttiene el escrito- les resulta molesto a los denunciados, tanto por sus sentencias como por sus posiciones ante la violencia de género y las políticas judiciales en relación a esa problemática. Debido a ello han comenzado una estrategia de desacreditación y mobbing contra el Dr. Alesi, buscando la remoción de su cargo por métodos ilegales”.

Meza Evans cita los antecedentes académicos y el reconocimiento que ha tenido en foros internacionales el juez Alesi por distintos pronunciamientos judicailes en su materia de competencia, para citar luego ejemplos en los que ministros del Superior Tribunal de Justicia, en particular el juez Vivas, lo habrían intimidado para que dejara de tener pronunciamientos públicos.

Entre los ejemplos se menciona una declaración al diario Jornada, cuando el juez expresó:

“Alesi declaró que ‘la zona del valle es zona liberada para la violencia de género’, y denunció la existencia de un sistema de doble denuncia: “la mujer va a la Comisaría y no alcanza: también debe ir a la Defensoría Pública o al estudio de un abogado para que firme la presentación. Muchas mujeres que se animaron a ir a la Policía se quedan sin protección judicial porque algunos Juzgados se basan en la ley y no tramitan denuncias sin firma de abogado. Están devastadas, en shock, paralizadas y con pánico por el ataque que sufren. No hay que andar con vueltas exigiendo que encima vayan a ver a un abogado cuando no tienen fuerzas”.

Añade luego Meza Evans: “Existen versiones que a los pocos días, Alesi fue citado por el Dr. Vivas, quien a los gritos le exigió que terminara con las críticas al STJ, porque estaban quedando todos muy mal. Cuando los ánimos del Ministro se calmaron, le pidió que lo ayude a redactar las acordadas, que reproducen en lo sustancial el sistema de atención que Alesi implementó desde hace más de una década en Rawson”.

En la actualidad, el S.T.J inició un sumario al juez Alesi, a partir de un episodio ocurrido en un restaurante en el que habría mantenido una discusión con el ministro Vivas: “Asunto grave éste, un Ministro del STJ denunciando falsamente que un juez de grado inferior le gritó en un restaurante, y para empeorar su deshonestidad en este caso, trama encima una operación de prensa en el principal diario argentino, Clarín, con una nota reproducida al día siguiente en el diario El Chubut, para hacerle daño y distraer el repudio institucional que venía recibiendo por su reprochable participación en la resolución de censura”, sostiene la denuncia.

4) El último punto de la denuncia, pero no menos importante, cuestiona a los ministros del Superior por “parcialidad política en el Tribunal Electoral”. Así lo sostiene en el texto: “El Dr. Vivas y luego los restantes miembros denunciados, tomaron claro partido por el proceso de adelantamiento de las elecciones promovido por el Gobernador Mariano Exequiel Arcioni. El Dr. Vivas actuó en la constitución del Tribunal Electoral y suscribió el primer acta de ese órgano. Luego y sin escalas, actuó con presteza en la acción de inconstitucionalidad promovida por Mariano Arcioni debiendo excusarse. Todo ello para acelerar los tiempos al servicio del poder político de turno. Ello motivó que dos partidos políticos articular la recusación del mismo en las actuaciones judiciales”.

Entre otros cuestionamientos, señala que “para darle certeza a un proceso electoral dieron difusión a un cronograma electoral “trucho” que nunca fue oficializado, pero que servía para propagandizar que el adelantamiento de las elecciones era un hecho irreversible. Queda claro que ello es una mentira. El Poder Ejecutivo podrá manejar a los miembros del Superior Tribunal denunciados, pero es evidente que existen otros jueces probos y como no pudieron sacar el fallo que querían a través de los jueces subrogantes que integraron el Tribunal, desistieron de la acción de inconstitucionalidad”.

Finalmente, expresa: “Quedará demostrado objetivamente que nos encontramos ante un Tribunal ineficiente y que ello emergerá de la investigación que deberá abrirse para verificar la mora en el dictado de sentencias. Además ese cuerpo legislativo deberá merituar las actitudes misóginas del Dr. Donnet y la identificación con esa deleznable posición ideológica por parte de los restantes miembros del STJ, transparentada en su silencio cómplice y la persecución de uno de nuestros tantos jueces que actúan apegados a los principios constitucionales”.

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!