Abrieron un sumario contra dos fiscales y un juez

COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR/Escuchá el audio de la entrevista) – El Consejo de la Magistratura resolvió abrir un sumario contra los fiscales Marcos Nápoli y Héctor Iturrioz, de la Unidad Anticorrupción, y del juez Sergio Piñeda por la presunta detención ilegal del ex ministro de Familia, Martín Bortagaray. El motivo se debe a que el ex funcionario contaba con fueros por lo que no se lo tendría que haber detenido en el marco de la causa Revelación.

En diálogo con Actualidad 2.0, el presidente del Consejo de la Magistratura, Martín Montenovo informó que “el objeto de la denuncia estuvo relacionado a la detención del ex ministro Bortagaray y la decisión tuvo que ver con un análisis preliminar que significa que podría existir un mal desempeño de funciones”.

“Las conclusiones son tratadas por el pleno y tienen tres opciones: pueden considerar la hipótesis de mal desempeño no se configuro por lo cual se reciban las actuaciones, o bien que se configuraron y se justifica la apertura del proceso de magistrado o considerar que se produjo una irregularidad pero no enjuiciamiento, en ese caso, el expediente iría a una vía interna que no implica exoneración”, remarcó.

Además, indicó que “la denuncia es por un procedimiento en Casa de Gobierno donde se adujo que el ex ministro podría entorpecer la investigación, en función de esto se lo fue a detener pero contaba con fueros. Lo que dice es que sería sencillo correr a un funcionario, si ante una denuncia, alguien decidiera detenerlo”.

“Últimamente se flexibilizó el tema de los fueros y es posible investigar funcionarios sin privarlos de la libertad”, sostuvo. Y remarcó que “los fueros no impiden ser investigados, sí el ser detenidos salvo en caso de infragancia donde puede hacer una aprehensión, pero si es una denuncia o investigación, estos fueros impiden la detención porque sino seria sencillo correrlo de su competencia".

De manera que consideró que con el fuero, “el vehículo es el funcionario pero está pensado para los ciudadanos. El pronunciamiento es que un funcionario que tiene fueros no puede ser aprehendido y tiene que ver con cómo se llevó a cabo el procedimiento y la ausencia de una fundamentación para superar el tema de los fueros. Se pudo haber fundamentado con que son un privilegio, pero el tema es que hay que fundarlo sino el fuero tiene vigencia”.