PUERTO MADRYN (ADNSUR)  - Una abogada que estuvo investigada por uno de los delitos de narcotráfico más resonantes de Chubut y que incluso fuera procesada y embargada fue nombrada jueza penal de Puerto Madryn por el Consejo de la Magistratura de Chubut. El cuerpo tomó en cuenta para el nombramiento que la misma fue finalmente sobreseída. El nombramiento causó sorpresa en el ámbito de algunos miembros del Superior Tribunal de Justicia quienes serán finalmente quienes deberán confirmarlo o no. El nombramiento se produjo este miércoles durante la reunión del Consejo en Comodoro Rivadavia.

Estuvo procesada por una causa de narcotráfico y ahora la quieren nombrar jueza

Se trata de la doctora Jesica Yamila Flores, destaca Clarín. En 2013 y tras una larga investigación la justicia de Chubut logró desbaratar una banda de narcotraficantes que operaba en Puerto Madryn. El operativo se llamó “Arenas Blancas” y fueron detenidas 49 personas, entre ellas una de apellido Reyes, segundo en la jerarquía de la banda, quien mantenía una estrecha relación con Flores.

La investigación comenzó en 2012 por el llamado de una madre desesperada por la situación de adicción de su hijo. Cuando la banda fue desbaratada se secuestraron 20 armas de distinto calibre, proyectiles, 12 automóviles de alta gama, 185 teléfonos celulares, 17 netbook, 26 notebook, un millón de pesos enterrados en distintos lugares de esa ciudad, dólares, euros, balanzas y elementos de corte. En cuanto a la droga incautada, se hallaron 13 kilos, entre marihuana y cocaína.

En Puerto Madryn, en tanto, se aprehendió a 43 personas, 3 en Trelew y una en Buenos Aires. Las requisas domiciliarias en esa provincia se cumplieron en las localidades bonaerenses de Lomas de Zamora, Esteban Echeverría y Monte Grande. El operativo se denominó “Arenas Blancas” debido a que la droga ingresaba vía terrestre y era enterrada en canteras costeras de la zona de El Doradillo. El juez federal Hugo Sastre dijo entonces que “hemos desbaratado la organización más importante de los últimos 20 años”. En el operativo de detención participaron 490 efectivos de la policía.

La ahora jueza designada aparecía involucrada en llamadas telefónicas con Reyes. Fue procesada y embargada en 250 mil pesos. Después una cámara penal resolvió su sobreseimiento. Había sido procesada por “partícipe necesaria”. Según testimonios de entonces, “su relación con Reyes era muy fuerte” y además “conocía perfectamente sus movimientos”. Eso se desprendió de las escuchas que estaban en poder de las autoridades.

Los integrantes de la banda están todos en libertad. Pese a que para el fiscal Fernando Gélvez estaban dadas todas las condiciones para llevarlos a juicio, pasados tres años el mismo no se realizó. Se espera que se haga en lo que resta del año o principios del año que viene. Pasarán decenas de testigos. Y nadie descarta que uno de ellos sea la ahora jueza Flores.