COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) -  Cuando terminó la secundaria, Rocío Behr viajó a Buenos Aires para estudiar. Como ella misma explica, para una "chica de barrio" (creció y se crió en Km.3) estar en una ciudad tan grande fue algo intimidante al comienzo, pero rápidamente se sintió como en casa. Tras 9 años en Buenos Aires, y ya recibida de relacionista público, se fue de vacaciones a Europa. En su primer destino le ofrecieron trabajo y dos meses después de su regreso a Argentina ya estaba lista para mudarse a Barcelona. Escuchá su historia en este episodio de Comodorenses por el Mundo, el podcast de ADNSUR.

Si no tenés Spotify podés escucharlo acá.

 

Rocío se mudó a Barcelona en 2017, y dos años después estaba instalada en Madrid. "Siempre me picó la curiosidad de vivir en el exterior", reconoce, aunque recuerda que mientras hacía la Secundaria en el Biología Marina, pensó en estudiar en Buenos Aires, recibirse y volver a Comodoro. Pero vivir en Buenos Aires le dio ganas de "ir por más".

"Soy relacionista público, me desarrollé mucho en el área del entretenimineto, y se me dio la oportunidad de venir a trabajar a Barcelona con una platafoma de música francesa", cuenta.

Admite que "no lo pensé mucho, en dos meses estaba armando dos maletas y yéndome de Argentina. Era algo que quería hacer y se me dio la oportunidad. No es fácil, pero no me arrepiento".

La adrenalina del viaje le duró mucho más de lo habitual, menciona, porque las características de su trabajo le ponían muchísima emoción a su día a día. “Fue todo bastante surrealista, que esa adrenalina bajase me duró un año”, señala.

Aunque no lo esperaba -porque estaba en España- el idioma supuso por momentos una barrera, ya que llegó a Barcelona en un momento donde el movimiento independentista era muy fuerte y todos hablaban catalán.

 

Un día la empresa francesa decidió dar por terminada sus actividades en España, "y ahí la cosa no es fácil, porque te falta esa red de contención que tenés en tu lugar, tu familia, tus amigos, que por ahí te prestan plata hasta que te acomodes, pero no es fácil que te presten un sueldito en euros", reconoce.

"Nosotros en Argentina estamos muy acostumbrados a abrir nuestras puertas, a mostrar nuestra intimidad, enseguida te invitamos a nuestra casa. Acá es más de juntarse en el bar, el desorden queda allí, y que te abran la puerta de tu casa lleva un poco más de tiempo", cuenta.

Destaca que "los argentinos nos gusta hacer amistades, somos solidarios", y valora esa capacidad casi innata que tenemos de tener siempre preparado un "plan B". "Creo que por todo lo que sucede estamos acostumbrados a que existe un plan A, B, C, y aquí, en Europa en general, hay un plan A y se espera que funcione, y si algo sale mal quedan como. ‘...y ahora?’... y es una actitud válida porque si uno espera algo de un producto y un servicio, eso debe cumplirse".

 

"De Comodoro extraño lo que viví cuando era chica, que era vivir sin miedo, que haya una estabilidad económica que no provoque tanta desigualdad e inseguridad. Acá no existe el 'avisame cuando llegues', no entienden por qué tendríamos que avisarle a una amiga que llegamos bien. Me encantaría que allá pudieramos recuperar esa tranquilidad", apunta.

"Esto de migrar, mudarse y vivir en otro país es muy personal, podría invitar a todos que lo vivan pero por otro lado es muy duro. Sirve para valorar lo que tenemos de otros ángulos. Es una experiencia enriquecedora, pero también está esa otra mirada de los otros de 'bueno, curtite si extrañás, vos te fuiste', porque te puede ir mal y no tenes una red de contención. Pasás bajones, te sentís solo, hay cosas que te perdés".

"Siempre me llevé bien con el cambio, tengo muy clara la relación con mi familia y mis amigos, y eso es lo mas estable; en cuanto a donde vivo y mi desarrollo profesional, eso siempre está cambiando", reconoce.

 

¿Qué es "Comodorenses por el Mundo"?

"Comodorenses por el Mundo" es un podcast de ADNSUR, conducido por Rocío Barquín, que apunta a conocer cuál es la historia detrás de los comodorenses que decidieron continuar sus vidas lejos de esta ciudad.

Quien no escuchó la frase "Dios los cría y ellos se juntan"... Comodoro, la ciudad del viento, tiene su propia versión "Dios los cría y el viento los amontona". Pero no siempre. Hay comodorenses que eligen que el viento sea la fuerza impulsora que los desparrame por el mundo. Historias de decisiones, desafíos, propuestas, romances y aventuras.

Te invitamos a escuchar todos los episodios de "Comodorenses por el Mundo" y a suscribirte para que no te pierdas ninguno: podés hacerlo en la plataforma de SPOTIFY o por GOOGLE PODCAST.

LA PLAYLIST DE COMODORENSES POR EL MUNDO: ¿Qué escuchan los comodorenses que están viviendo en otros países? Eso les preguntamos a los protagonistas de cada episodio de este podcast de ADNSUR, y en esta lista están sus respuestas

Comodorenses por el mundo