COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - El presidente de Petrominera Chubut, Héctor Millar,  luego del acto de adjudicación del yacimiento de Cerro Negro, que encabezó el gobernador Mariano Arcioni, afirmó que “nos enorgullece poner nuevamente en movimiento este yacimiento y motorizar un poco más a la Provincia”.

“Es el trabajo de todos y lo hicimos desde la empresa provincial”, resaltó Millar y valoró el compromiso de las partes “para seguir trabajando y sacando la actividad hidrocarburífera adelante”.

Remarcó la reactivación de un yacimiento que se encontraba paralizado. “Es un incentivo que aporta mayor actividad, genera fuentes de trabajo, ingresos a la Provincia a través de regalías que no se están percibiendo y recursos para Petrominera que salvaguarda un activo que hoy estaba parado”, enumeró.

Asimismo, indicó que la adjudicación para la operación transitoria le genera valor agregado de cara a la licitación que se va a dar, tal cual lo prevé la normativa, una vez que venza el plazo de 18 meses que prevé el contrato o que se determine el inicio del proceso licitatorio.

 “Con orgullo hemos podido transitar de una manera muy ordenada y prolija esperando los momentos adecuados de la industria para poner nuevamente en marcha un yacimiento que había sido paralizado producto del precio y la pandemia que afectaron duramente a toda la actividad”, señaló Millar.

Se trata de un contrato de operación transitoria en donde la empresa opera por cuenta y orden  de Petrominera, con una vigencia de año y medio, dividido en dos períodos de 9 meses o hasta que se licite el yacimiento.

El próximo lunes, tras la firma del acuerdo, la empresa adjudicataria, Pilgrim Energy, tomará posesión del área de 186 Km2 de superficie, que se extiende en el sur provincial.

El objetivo es, que a través de las más adecuadas tecnologías y mejores prácticas de la industria, ejecuten, en forma extraordinaria y excepcional el recupero, preservación, la explotación, desarrollo, y comercialización de petróleo y gas.

La puesta en marcha y reactivación del yacimiento, demandará entre uno y dos meses, dependiendo de las condiciones climáticas y el estado en el que se encuentre el crudo, un petróleo pesado.

 “Lo principal es volver a producir y entregar petróleo lo más rápido posible”, definió. El yacimiento tiene un potencial de entre 30 y 40 metros cúbicos día de petróleo y unos 30.000 metros cúbicos día de gas.

Trabajar de forma articulada

El acto, que se desarrolló en la sede de la empresa provincial de energía, contó con la presencia de los representantes sindicales, Jorge Ávila, de petroleros privados; José Lludgar, de Jerárquicos; Raúl Silva, de UOCRA; y Jorge Taboada, de Camioneros.

El secretario general del Sindicato de Petróleo y Gas Privados del Chubut, Jorge Ávila, calificó el acuerdo de adjudicación y el decreto de incentivo como buenos aportes para la Cuenca. “Lo primero y principal –dijo- es que después de un año tan duro como fue el año 2020, podamos reactivar Cerro Negro. Es un logro importante para Petrominera, la Provincia y el Sindicato Petrolero de Chubut”.

A su vez, “poder discutir esta nueva reconversión que quiere hacer el Gobierno con las áreas marginales nos parece una excelente noticia porque permite que alguna operadora pueda arriesgarse a invertir en Comodoro Rivadavia”, expresó.