Según trascendidos a nivel nacional, la polémica se da en el reclamo de compañías refinadoras para elaborar combustibles y están pidiendo que se reduzcan las ventas al mercado externo, a fin de incrementar la producción de combustibles que hoy deben ser importados a altos precios desde el exterior.

La polémica se da porque las compañías que exportan crudo, algo que históricamente se ha hecho desde Chubut y en menor medida desde Santa Cruz, mientras que en el último tiempo ha crecido fuerte la exportación desde Neuquén, obtienen precios más cercanos al mercado internacional, por encima del mercado interno. 

Tomando como referencia los últimos meses, las ventas del crudo al mercado externo se hicieron en torno a los 100 dólares por barril, ya que sólo pierden un 8 por ciento por retenciones, mientras que el precio promedio en el mercado interno se ubica alrededor de 60 dólares ó 70 dólares, dependiendo de la región.

Los precios internos del petróleo están alineados, tal como ha informado ADNSUR en otras oportunidades, con los valores de los combustibles en surtidor, que no se han incrementado al ritmo del aumento del petróleo, que desde el inicio de la invasión de Rusia a Ucrania supera los 100 dólares.

Por qué se generan los excedentes de exportación

Además de la cuestión de mercado, hay que tener en cuenta que los excedentes de exportación desde el golfo San Jorge se generan porque las refinerías no pueden procesar toda la producción de esta región, por las características de los crudos Escalante y Cañadón Seco, definidos como petróleos pesados. 

El complejo refinador del país está configurado para procesar una mezcla, en la que el 70 por ciento es cubierto por petróleo liviano. Según se explica desde ámbitos técnicos, aun cuando no se exportara desde Chubut, las refinerías no podrían absorber la totalidad de su producción, salvo que modifiquen el modo en que están configuradas.

Sin embargo, la discusión podría saldarse con un incremento de producción en general. Durante la reciente Expo del Petróleo y Gas, Teófilo Lacroze–directivo de Raizen, que elabora combustibles de la marca Shell- reclamó que las refinerías tienen todavía capacidad ociosa, en un elíptico pedido para que se incremente la producción de crudo, o bien se reduzcan las exportaciones.

Según trascendió en medios capitalinos con acceso a fuentes de las compañías petroleras, parte de la discusión general está centrada en que YPF redujo su porción de crudos pesados que antes producía especialmente en Santa Cruz, donde la curva de descenso ha sido muy pronunciada en los últimos años. Desde esa perspectiva, podría darse el caso de que el reclamo apunte a compensar con petróleo de Chubut la parte de la mezcla que dejó de extraerse en Santa Cruz.

¿Por qué no se compensa ese faltante con petróleo de Vaca Muerta? Porque si bien hay una producción abundante desde aquella formación neuquina, el tipo de crudo es ultra liviano, por lo que también excede la capacidad de procesamiento de las refinerías locales. 

¿Cuál sería el impacto sobre los ingresos de Chubut si se reducen las exportaciones de esta provincia?

Mientras esa discusión se resuelve, surge la duda en torno al impacto que podría tener una disminución de las exportaciones de petróleo desde Chubut, ya que las ventas externas, al hacerse sobre un precio de crudo más alto, elevan los ingresos de la provincia. Vale recordar que en situaciones normales, la venta externa alcanza entre 30 y 40 por ciento de la producción de crudo de la provincia.

Crisis del gasoil: la discusión entre petroleras que podría afectar las regalías de Chubut

La diferencia es sustancial. Según datos a los que pudo acceder esta agencia, en la primera semana de marzo el crudo Escalante para el mercado interno se liquidó a un promedio de 70 dólares por barril, mientras que los barriles exportados alcanzaron un valor de 110 dólares por unidad, por alinearse más cerca de los precios externos. 

De ese modo, una reducción de las exportaciones desde Chubut implicaría un impacto significativo en las cuentas de la provincia, al liquidarse sobre una mayor proporción de precios internos que sobre los externos.  

Fuentes de la administración provincial consultadas por esta agencia reconocieron que si bien la discusión está planteada entre empresas, ven difícil que se llegue a una circunstancia como ésta y se 'corten' las exportaciones del crudo Escalante, particularmente por las razones vinculadas a la capacidad de las refinerías y otros factores relacionados a las características técnicas del tipo de crudo que produce esta región. 

Sin embargo, el debate crece con fuerza y los problemas para abastecer de gasoil a grandes regiones del país, que desde este lunes derivó en un paro de transportistas en reclamo por los altos precios del combustible importado, plantean un escenario en el que la provincia deberá seguir con atención la evolución de esta disputa. 

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!