Las regalías hidrocarburíferas crecieron en la primera mitad de este año por encima de la inflación, por lo que Chubut embolsó por ese concepto un total de 17.059 millones de pesos en ese período, lo que superó en más del doble los 8.509 millones de pesos contabilizados en igual período del año pasado. 

Los datos fueron relevados recientemente por la consultora Aerarium, que además divulgó que Neuquén embolsó en la primera mitad de este año un total de 32.942 millones de pesos, lo que significa un incremento del 90 por ciento respeto de los 17.307 millones de pesos recaudados en el primer semestre de 2020.

Según el informe, el ingreso promedio mensual de Chubut, por regalías provenientes de la producción de petróleo y gas, habría sido de algo más de 2.900 millones de pesos. La consultora no lo menciona, pero es necesario recordar que los descuentos que sufre la provincia por pago de deudas garantizados por regalías, reducen ese ingreso en alrededor de 1.000 millones de pesos mensuales.

El informe destaca el crecimiento de los recursos muy por encima de la inflación, lo que se debe al aumento del precio que ha tenido el petróleo en el mercado internacional. En el caso de Chubut, los ingresos crecieron un 100,5 por ciento al comparar los números de un año y otro, mientras que la variación real (descontando la inflación del período) el aumento es del 38,6 por ciento.

Del mismo modo, Santa Cruz tuvo una variación nominal del 76 por ciento, mientras que en términos reales la variación sigue resultando positiva, con casi un 22 por ciento de aumento. 

Neuquén también incrementó fuertemente sus ingresos, con un 90 por ciento de aumento nominal y casi un 32 por ciento en términos reales. 

Santa Cruz y Chubut redujeron fuertemente su producción

El informe de Aerarium evalúa también cómo evolucionó la producción de petróleo durante el último año. Al considerar los datos del conjunto de las provincias petroleras, surge que hubo un aumento de casi el 2 por ciento de la producción, con una suba de 1,6 millón de barriles. Sin embargo, esa mejora fue producto del incremento en sólo dos provincias, que son Tierra del Fuego y Neuquén.

En el extremo opuesto aparece Santa Cruz, con una reducción de 1,5 millón de barriles, seguida por Chubut, que registró una merma de 1 millón de barriles equivalentes (considerando petróleo y gas), al comparar el primer semestre de este año contra igual lapso de 2020. 

De este modo, señala el informe entre sus conclusiones, se ratifica “el aumento de la dependencia de la industria petrolera local respecto a la producción neuquina (Vaca Muerta), que concentró el 37% del volumen de crudo extraído, casi duplicando su incidencia en 4 años”.