La presentación capturó el espíritu de esta nueva etapa del running y a través de símbolos y anécdotas, reveló de qué se trata la actitud desprejuiciada que hace que cada vez más personas miren la posibilidad de salir a correr ya no como entrenamiento, sino como un plan de amigos.

El running es el nuevo “ir a bailar”

A la altura del teatro Colón, un grupo de skaters y bailarines de hip-hop, invitaron a los corredores a intervenir en sus show. Como agradecimiento por la participación, los skaters decidieron seguir al grupo runner con un entusiasmo tal que no hizo más que acrecentar la atención de quienes los veían pasar. Rápidamente, esto creó un "efecto caravana" que hizo que otros grupos de corredores se unan a ellos y que a su paso, lanzaran invitaciones a equipos de fútbol jugando en parques, personas que salían de sus trabajos y hasta un grupo de murga. La música, los cantitos y la promesa de una fiesta como punto de llegada, logró que el grupo, que había partido de 30 personas, se expanda a 250.

El running es el nuevo “ir a bailar”

Fuente: lanacion.com.ar