COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) – Para Khaleb Manzur este miércoles no es un día más. Comenzó la carrera de periodismo deportivo en un prestigioso instituto de Buenos Aires, y -aunque no lo sabe- sigue rompiendo barreras en una sociedad donde muchos se quedan estancados en su zona de confort.

Khaleb tiene 17 años, es de Rada Tilly y nació con una enfermedad genética (Atrofia Muscular Espinal 2) que le impide caminar. Sin embargo, lejos de quedarse en el lamento va por todo, y ya representó a su país en una Copa América, y hace un año comenzó a incursionar en la música con canciones que suman miles de reproducciones. Es que además de buen ritmo y rimas, sus temas también tienen letras profundas.

“Siempre tuve un acercamiento con la música, desde chiquito”, contó a ADNSUR desde la capital del país. “Hice canto un mes y medio cuando tenía 6 años, cantaba canciones y por ahí componía, pero como una cuestión recreativa, y ya entrando a los 12 años tuve una etapa donde escribí dos o tres cositas, muy malas, muy básicas, que después borre, y a mitad del año pasado le empecé a dar fuerte”, cuenta.

La última canción de Khaleb se titula “Adolescencia”, fue publicada el domingo y en 48 horas superó las 1000 reproducciones. En ella resume su vida: su nacimiento, el descubrimiento de su enfermedad, el nacimiento de su hermana, su partida a Buenos Aires, la discriminación y su ánimo de superación ante la adversidad.

En cada rima, Klev -como se llama en forma artística- describe lo que fue vida, y con las palabras justas logra expresar con valentía y profundidad lo que siente hasta erizar la piel de quien lo escucha. Un verdadero cachetazo a la realidad que fulmina con la llegada del estribillo:

“Poca labia. Mucha rabia. Un sentimiento que por dentro te agravia. Acordate de esta rima sabia: si la vida es un cáncer la risa es quimioterapia”.

“Para mí la música significa expresión, una forma de largar un montón de sentimientos y cosas que pienso; la necesidad de que la gente me conozca por algo, que me vea; hablar sobre temas complejos desde una mirada no muy común, que es la mirada de alguien en silla de ruedas”, admite.

“La mayoría de los temas son críticos, son todos temas muy del origen del rap. Este último tema quería sacar algo nuevo, no me salía y tenía la idea de contar algo más sobre mí. Ahí empecé a escribir ‘Adolescencia’, un tema que habla más de mí, pero también de la adolescencia, donde todo es un toque más oscuro, donde todo se vive al extremo y con intensidad”.

 

Adolescencia | KLEV (Lyrics)

 

ESCRIBIR DESDE EL CORAZÓN

En Comodoro y Rada Tilly, Khaleb también es conocido por las batallas de freestyle. Hace tres años comenzó a competir y despertar elogios entre quienes lo escucharon. Así llegó su primera canción oficial, y la idea de grabar, algo que recién logró el año pasado, cuando un amigo que es productor le abrió la puerta que hasta entonces estaba cerrada.  

“Dije ‘esto tengo que aprovecharlo’. Entonces me acuerdo que fui a su casa, nos encerramos y el primer tema que grabamos estuvimos 8 horas. No teníamos idea de nada. Habíamos dicho que lo íbamos a publicar el domingo a las 9 de la noche, calculábamos dos horas o un poco más y terminamos el domingo a las ocho y cuarto, una locura”, recordó entre risas sobre esta hermosa aventura que vive junto a Teo “Chimichanga” Boggan, su productor.  

Según cuenta, escribir una letra le lleva varios días, aunque muchas veces todo depende de su inspiración. “Este tema me salió enseguida, es mi vida, no hubo que pensar. Todas emociones que salieron. Me costó la primera rima y cuando me di cuenta solo me faltaban el estribillo”.

 

 

VIVIR LA VIDA CON PASIÓN

Al otro lado del teléfono a Khaleb se escucha como una persona muy leída. Sin embargo, admite que no lee tanto, y que su fuerte es la improvisación.

Por lo pronto sueña con terminar su carrera, seguir cantando, hacer que este hobby siga creciendo y por qué no continuar rompiendo barreras, aunque no acepte del todo esa definición.  

“No sé si estoy rompiendo barreras, estoy viviendo. Mi forma de vida es esta. Soy una persona muy pasional. Me pasa con fútbol, la música. Para mí la enfermedad significa no caminar y ahí terminó. Todo lo que sigue después es el valor que yo le quiero dar, tanto moral como emocional”, cierra este joven que quiere seguir abriéndose camino en la música, el deporte y el periodismo, pero siempre con pasión.

 

KLEV