RÍO NEGRO (ADNSUR) - Una semana lamentable atraviesa el rugby a nivel nacional y local, luego del asesinato de un joven en manos de una patota de rugbiers en Villa Gesell, y una denuncia por un presunto caso de violencia de género contra un jugador del ámbito local de Comodoro Rivadavia.

Ahora se suma un tercer caso que deja mal parado al deporte de la guinda. Un partido entre dos equipos de Chubut, en un seven en Río Negro, terminó a las piñas. Un verdadero escándalo.

Según contó El Chubut, el encuentro se llevó a cabo el último fin de semana en Playas Doradas. Se enfrentaba un equipo de Puerto Madryn con otro integrado por jugadores de Trelew y Gaiman. TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ