El piloto del helicóptero en el que fallecieron la exestrella de la NBA Kobe Bryant y otras ocho personas dijo al controlador aéreo, justo antes de estrellarse contra una colina en enero de este año, que estaba ascendiendo por encima de la niebla, según reportes preliminares difundidos este miércoles.

El piloto Ara Zobayan, también fallecido en el accidente, reportó al control de tráfico aéreo que estaba ascendiendo a 4.000 pies poco antes de que se perdiera la comunicación con el aparato y se estrellara cerca de Calabasas, en el condado de Los Ángeles, el 26 de enero.

El legendario exescolta de Los Ángeles Lakers, su hija Gianna, de 13 años; el piloto, y otras seis personas a bordo murieron en el accidente.

Los intentos de Zobayan de superar los problemas climatológicos son parte de una serie de documentos de la investigación, de más 1.700 páginas, hechos públicos el miércoles por la Junta Nacional de Seguridad en el Transporte (NTSB, por sus siglas en inglés).

Este organismo, que prosigue con su investigación del accidente, subrayó que este "expediente público" no se puede considerar como un informe final, "ni contiene análisis, hallazgos, recomendaciones o determinaciones de causa probable".