La historia se conoció en las redes sociales donde Raúl Yauco contó lo que estaba sucediendo en pleno corazón del barrio José Fuchs. Allí una mujer con siete hijos vive en condiciones precarias, sin piso ni luz ni gas ni cloacas. Ahora tendrán una solución gracias al fútbol.

Según contó Raúl en la red social Facebook, a principio de este año su hijo se hizo cargo de la Escuela de Fútbol Infantil que depende de la Asociación Vecinal y le pidió que lo acompañe. Juntos iniciaron un trabajo a pulmón con el deseo “de dar una mano”. Primero comenzaron dos horas de lunes a jueves y luego pasaron a cuatro horas, ya que más de 100 chicos se sumaron al espacio.

TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA

¿Querés mantenerte informado?
¡Suscribite a nuestros Newsletters!