El estadio municipal de Comodoro Rivadavia vivió otro clásico lleno de emociones. La primera incidencia de la tarde fue la lesión del emblema de Jorge Newbery: Pablo Barrientos. A los 15 minutos del primer tiempo, “Pitu” dejó la cancha por una lesión en su tobillo derecho luego de disputar una pelota dividida y recibir un golpe de José Chacón.

Huracán no bajó el ritmo y así lo demostró a los 24’ tras una conexión entre Sebastián Tureo y Brian Vega. El ex delantero de Petroquímica y CAI recibió el pase dentro del área y definió al ras del suelo, dejándolo sin chances al arquero Kevin Flores. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA