El jugador de 40 años está cumpliendo una sanción por doping positivo desde octubre de 2020, hasta 2022, a raíz de tomar una medicación con testosterona, cuando jugó un partido con Argentinos Juniors, por un tratamiento para ser padre.

En 2019, el futbolista fue sancionado con una penalidad de dos años de suspensión en torneos oficiales por haber dado positivo en un control antidoping. El estudio dio altos niveles de testosterona, por un medicamento que tomaba a raíz de un tratamiento de fertilidad que realizaba para tener un hijo. TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA