Exigir vacunas sería "ir demasiado lejos", juzgó Bach, en visita a Tokio para intentar convencer a la población japonesa y a los patrocinadores de los Juegos de 2020 que el evento podría disputarse en julio con espectadores, pese al reciente recrudecimiento de las infecciones.

Bach repitió el compromiso del COI para unos Juegos seguros, este martes en una visita a la Villa Olímpica, señalando que el comité de organización tomaría "todas las medidas de precaución necesarias para que los deportistas puedan estar distendidos y sentirse en seguridad". TERMINA DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACA