COMODORO RIVADAVIA (ADNSUR) - Seguramente sus descendientes vivan aún en Comodoro Rivadavia, seguramente ellos conocerán la historia por boca de sus familiares, y quizás hasta sean hinchas de Boca Juniors.

Cuenta la historia que en la década del 40, en Comodoro Rivadavia, hubo un bar que le rendía tribuno al Xeneize, llevando su nombre. El local funcionaba en Pellegrini 885, hasta que en 1994 fue clausurado por orden del comisionado Ángel Solari.

La resolución acusaba al propietario, Salvador Vilardo, de “fomentar y explotar el juego por dinero, además de presentar antecedentes judiciales por tres procesos por infracción a la Ley de juegos, uno por lesiones y otro por desacato”. Sin embargo, detrás del bar se escondía una rica historia de los inicios del Xeneize.TERMINÁ DE LEER ESTA NOTA HACIENDO CLICK ACÁ